/ domingo 8 de noviembre de 2020

Lo virtual es real

En el Senado, abordamos la reforma a la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia para que se incluya por primera vez la violencia digital y, de esta manera, aprobar la Ley Olimpia a nivel nacional. Este es un paso muy importante para poder erradicar todo tipo de violencia de género en México, pues incluye sanciones importantes contra las personas que graben (en audio o video), fotografíen, impriman, compartan, publiquen o distribuyan imágenes, videos o audios de contenido íntimo sexual de una persona sin su consentimiento, aprobación o autorización. En otras palabras, actos como “pasar el pack” podrán ser castigados con cárcel.

Una pregunta que puede llegar a la mente cuando se escucha el nombre de esta legislación es ¿Por qué Olimpia? Bien, esta ley encuentra sus orígenes en Puebla, cuando una mujer del mismo nombre se unión a otras mujeres que fueron víctimas de violencia digital, para encabezar una lucha social con la finalidad de que este tipo de agresiones fueran tipificadas como delito dentro del Código Penal. Está de más decir que en ese momento había un vacío legal en la materia. En 2018, esta iniciativa fue aprobada dentro del Congreso del Estado y, desde entonces, diversas entidades la han adoptado en sus legislaciones locales (Morelos incluido).

Este fue el primer paso de un capítulo heroico e histórico de la lucha contra la violencia de género en México. Ellas —como miles de mujeres más— sufrieron violencia de género a través de las nuevas tecnologías y sus casos, lamentablemente, superaban las leyes vigentes y se posicionaban dentro de un vacío legal. Este era un problema que debía atenderse de inmediato.

Ahora, la Ley Olimpia Nacional establece penas de 3 y hasta 6 años de prisión, así una multa de 500 a mil Unidades de Medida y Actualización, a quienes cometan los actos de violencia digital o mediática que se establecen en la reforma. Asimismo, las sanciones aumentan considerablemente cuando la persona que comete la violencia tiene una relación sentimental, afectiva o de confianza con la víctima.

Hay que tener muy presente que la violencia de género se ejerce en prácticamente todos los espacios de nuestra sociedad. Desde el trabajo, las calles, los espacios públicos y privados, en diferentes niveles y, ahora —con la llegada de las nuevas tecnologías de información y la comunicación— se ha incrustado en las arenas digitales. Este es, a final de cuentas, un problema sistemático. Por ello, en cumplimiento de nuestra obligación constitucional y promesa con México, actualizamos el marco normativo nacional para estar a la altura de los nuevos desafíos que enfrentamos como país.

Sin lugar a duda, este es un avance necesario y urgente para que los espacios digitales sean lugares seguros y de derechos. La violencia de género sigue siendo un problema importante por atender en el país, uno que solo podremos erradicar de fondo a partir de educación y una reforma social; sin embargo, celebro que sigamos dando pasos —fuertes y seguros— hacia ese objetivo. Porque sé que seguiremos avanzando y vamos a erradicar todo tipo de violencia en contra de las mujeres del suelo mexicano. Lo he escrito en columnas anteriores y lo repito: ¡ni un paso atrás!


Senadora por Morelos

Redes sociales: @LuciaMezaGzm

En el Senado, abordamos la reforma a la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia para que se incluya por primera vez la violencia digital y, de esta manera, aprobar la Ley Olimpia a nivel nacional. Este es un paso muy importante para poder erradicar todo tipo de violencia de género en México, pues incluye sanciones importantes contra las personas que graben (en audio o video), fotografíen, impriman, compartan, publiquen o distribuyan imágenes, videos o audios de contenido íntimo sexual de una persona sin su consentimiento, aprobación o autorización. En otras palabras, actos como “pasar el pack” podrán ser castigados con cárcel.

Una pregunta que puede llegar a la mente cuando se escucha el nombre de esta legislación es ¿Por qué Olimpia? Bien, esta ley encuentra sus orígenes en Puebla, cuando una mujer del mismo nombre se unión a otras mujeres que fueron víctimas de violencia digital, para encabezar una lucha social con la finalidad de que este tipo de agresiones fueran tipificadas como delito dentro del Código Penal. Está de más decir que en ese momento había un vacío legal en la materia. En 2018, esta iniciativa fue aprobada dentro del Congreso del Estado y, desde entonces, diversas entidades la han adoptado en sus legislaciones locales (Morelos incluido).

Este fue el primer paso de un capítulo heroico e histórico de la lucha contra la violencia de género en México. Ellas —como miles de mujeres más— sufrieron violencia de género a través de las nuevas tecnologías y sus casos, lamentablemente, superaban las leyes vigentes y se posicionaban dentro de un vacío legal. Este era un problema que debía atenderse de inmediato.

Ahora, la Ley Olimpia Nacional establece penas de 3 y hasta 6 años de prisión, así una multa de 500 a mil Unidades de Medida y Actualización, a quienes cometan los actos de violencia digital o mediática que se establecen en la reforma. Asimismo, las sanciones aumentan considerablemente cuando la persona que comete la violencia tiene una relación sentimental, afectiva o de confianza con la víctima.

Hay que tener muy presente que la violencia de género se ejerce en prácticamente todos los espacios de nuestra sociedad. Desde el trabajo, las calles, los espacios públicos y privados, en diferentes niveles y, ahora —con la llegada de las nuevas tecnologías de información y la comunicación— se ha incrustado en las arenas digitales. Este es, a final de cuentas, un problema sistemático. Por ello, en cumplimiento de nuestra obligación constitucional y promesa con México, actualizamos el marco normativo nacional para estar a la altura de los nuevos desafíos que enfrentamos como país.

Sin lugar a duda, este es un avance necesario y urgente para que los espacios digitales sean lugares seguros y de derechos. La violencia de género sigue siendo un problema importante por atender en el país, uno que solo podremos erradicar de fondo a partir de educación y una reforma social; sin embargo, celebro que sigamos dando pasos —fuertes y seguros— hacia ese objetivo. Porque sé que seguiremos avanzando y vamos a erradicar todo tipo de violencia en contra de las mujeres del suelo mexicano. Lo he escrito en columnas anteriores y lo repito: ¡ni un paso atrás!


Senadora por Morelos

Redes sociales: @LuciaMezaGzm

ÚLTIMASCOLUMNAS
domingo 27 de diciembre de 2020

Morelos en rojo

Lucía Meza

domingo 20 de diciembre de 2020

El pueblo tiene memoria

Lucía Meza

domingo 13 de diciembre de 2020

Igualdad ante la ley

Lucía Meza

domingo 06 de diciembre de 2020

Desapariciones forzadas

Lucía Meza

domingo 29 de noviembre de 2020

2021: Proceso complicado

Lucía Meza

domingo 22 de noviembre de 2020

El camino incorrecto

Lucía Meza

lunes 16 de noviembre de 2020

Se acerca el 2021 

Lucía Meza

Cargar Más