/ lunes 23 de agosto de 2021

Las mujeres en Afganistán y el mundo

Las mujeres son parte fundamental del desarrollo humano, no solo por la importancia histórica que han tenido en todas las sociedades, sino también por las aportaciones trascendentales en las que se han desenvuelto siempre, sin embargo, el camino no ha sido fácil para alcanzar un equilibrio social que les permita hacer uso de sus derechos como seres humanos.

En México, la mujer obtuvo el derecho al voto apenas a mediados del siglo pasado, justo después del término de la Segunda Guerra Mundial, y ha sido en la época actual cuando su representación ha tomado mayor impulso, no solo en México sino en el mundo. Un ejemplo de esto es la representación que personajes como Angela Merkel, Malala Yousafzai, Kamala Harris, Simone Biles, Melida Gates, Yalitza Aparicio o Alexa Moreno tienen en la política, los deportes y los negocios a nivel internacional. A pesar de ello y de que en México y el mundo hay mujeres exitosas que fortalecen los lazos sociales, existe una parte del planeta donde se ha mirado para atrás y donde la posibilidad de que la mujer se desarrolle plenamente es cada vez más difícil debido al nuevo gobierno que tendrán a partir de estos días: Afganistán.

En este lejano país, del otro lado del mundo, va a tomar posesión del gobierno un grupo de políticos y líderes religiosos que tienen como objetivo imponer su propia interpretación de la ley islámica y que buscan eliminar la influencia extranjera de su país, acabando así con los logros que las mujeres han obtenido y que por derecho natural les competen, tales como la educación, la recreación y el trabajo, en fin, una vida digna.

Es así que, en estas líneas, se retoma el análisis de Elsa Alcalá que hace mención de los principales problemas que las mujeres afganas tendrán debido al nuevo gobierno y que retrocederán el impulso global que estas van logrando en todo el planeta, ya que las mujeres:

  • No pueden trabajar fuera de sus hogares
  • No pueden salir de casa si no son acompañadas por su padre, hermano o marido
  • No pueden tocar o estrechar manos de hombres que no sean su padre, hermano o marido
  • No pueden cerrar tratos de negocios con hombres
  • No pueden usar cosméticos
  • No pueden usar zapatos con tacones
  • No pueden llevar ropa de colores vistosos porque son sexualmente atractivos
  • No pueden ser atendidas por doctores masculinos
  • No pueden reírse en voz alta
  • No pueden ser vistas desde la calle, aun estando dentro de sus casas
  • No pueden viajar en transporte para hombres
  • No pueden tomarse fotografías o videos
  • No pueden aparecer en radio, televisión o reuniones públicas
  • No pueden estudiar en escuelas ni universidades
  • No pueden practicar deportes
  • No pueden andar en bicicleta o motocicletas
  • Deben llevar un velo que las cubra de cabeza a los pies (burka)
  • Serán azotadas aquellas que no se vistan de acuerdo a las reglas del talibán
  • Serán azotadas en público aquellas que no oculten sus tobillos
  • Serán lapidadas públicamente (incluso hasta la muerte) aquellas que tengan relaciones sexuales fuera del matrimonio

Es así que, a pesar de que en México no se tienen este tipo de leyes, es importante no olvidar que en algún lugar del mundo actual se están cometiendo este tipo de atropellos que no ayudan a tener una mejor sociedad y que la lucha por la igualdad debe ser una labor constante en el desarrollo de las nuevas generaciones para que algún día las leyes, como las de Afganistán, sean solo un mal sabor de boca en la historia de la humanidad.



Te recomendamos el podcast ⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music

Las mujeres son parte fundamental del desarrollo humano, no solo por la importancia histórica que han tenido en todas las sociedades, sino también por las aportaciones trascendentales en las que se han desenvuelto siempre, sin embargo, el camino no ha sido fácil para alcanzar un equilibrio social que les permita hacer uso de sus derechos como seres humanos.

En México, la mujer obtuvo el derecho al voto apenas a mediados del siglo pasado, justo después del término de la Segunda Guerra Mundial, y ha sido en la época actual cuando su representación ha tomado mayor impulso, no solo en México sino en el mundo. Un ejemplo de esto es la representación que personajes como Angela Merkel, Malala Yousafzai, Kamala Harris, Simone Biles, Melida Gates, Yalitza Aparicio o Alexa Moreno tienen en la política, los deportes y los negocios a nivel internacional. A pesar de ello y de que en México y el mundo hay mujeres exitosas que fortalecen los lazos sociales, existe una parte del planeta donde se ha mirado para atrás y donde la posibilidad de que la mujer se desarrolle plenamente es cada vez más difícil debido al nuevo gobierno que tendrán a partir de estos días: Afganistán.

En este lejano país, del otro lado del mundo, va a tomar posesión del gobierno un grupo de políticos y líderes religiosos que tienen como objetivo imponer su propia interpretación de la ley islámica y que buscan eliminar la influencia extranjera de su país, acabando así con los logros que las mujeres han obtenido y que por derecho natural les competen, tales como la educación, la recreación y el trabajo, en fin, una vida digna.

Es así que, en estas líneas, se retoma el análisis de Elsa Alcalá que hace mención de los principales problemas que las mujeres afganas tendrán debido al nuevo gobierno y que retrocederán el impulso global que estas van logrando en todo el planeta, ya que las mujeres:

  • No pueden trabajar fuera de sus hogares
  • No pueden salir de casa si no son acompañadas por su padre, hermano o marido
  • No pueden tocar o estrechar manos de hombres que no sean su padre, hermano o marido
  • No pueden cerrar tratos de negocios con hombres
  • No pueden usar cosméticos
  • No pueden usar zapatos con tacones
  • No pueden llevar ropa de colores vistosos porque son sexualmente atractivos
  • No pueden ser atendidas por doctores masculinos
  • No pueden reírse en voz alta
  • No pueden ser vistas desde la calle, aun estando dentro de sus casas
  • No pueden viajar en transporte para hombres
  • No pueden tomarse fotografías o videos
  • No pueden aparecer en radio, televisión o reuniones públicas
  • No pueden estudiar en escuelas ni universidades
  • No pueden practicar deportes
  • No pueden andar en bicicleta o motocicletas
  • Deben llevar un velo que las cubra de cabeza a los pies (burka)
  • Serán azotadas aquellas que no se vistan de acuerdo a las reglas del talibán
  • Serán azotadas en público aquellas que no oculten sus tobillos
  • Serán lapidadas públicamente (incluso hasta la muerte) aquellas que tengan relaciones sexuales fuera del matrimonio

Es así que, a pesar de que en México no se tienen este tipo de leyes, es importante no olvidar que en algún lugar del mundo actual se están cometiendo este tipo de atropellos que no ayudan a tener una mejor sociedad y que la lucha por la igualdad debe ser una labor constante en el desarrollo de las nuevas generaciones para que algún día las leyes, como las de Afganistán, sean solo un mal sabor de boca en la historia de la humanidad.



Te recomendamos el podcast ⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music

ÚLTIMASCOLUMNAS
lunes 20 de septiembre de 2021

México, la CELAC, y América Latina

Política Mundial

Fernando Abrego

lunes 13 de septiembre de 2021

A 20 años del 11 de septiembre

Política Mundial

Fernando Abrego

lunes 06 de septiembre de 2021

Los migrantes ¿Vuelven?

Política Mundial

Fernando Abrego

lunes 30 de agosto de 2021

Los refugiados ¿A dónde?

Política mundial I

Fernando Abrego