/ sábado 27 de junio de 2020

Las carnitas nocturnas de Don Chucho

Don Chucho lleva 40 años deleitando a quienes lo buscan en la Carolina y la verdad es que sus tacos de carnitas y otras variedades, sobre todo por la noche, son una variedad imprescindible.

Golpe a golpe, el machete y el tronco moldean los trozos de maciza que parecen deshebrarse, hasta que llegan al comal para crujir -por ejemplo- junto a un pedazo de buche.

Las tortillas de tamaño normal pueden ser suaves o doraditas, pero eso sí, con copia para resistir el embate de una porción lo que le sigue de generosa de carnitas ardiendo. Unos cuantos detalles importantes para el condimento: mucho limón, una pizca de sal, dos cucharadas de salsa verde o roja, y ahora si, a entrarle con todo.

A don Chucho lo buscan también por sus tamales especiales. Están envueltos en hoja de maíz porque atesoran un mixiote casi exótico, pues mezclan una combinación de carne de cuche seleccionada, acompañada con sesos, y aderezados con cebolla, hierbas finas y vegetales, que esconden sabores exquisitos y que truena en el comal mientras se calientan a todo fuego.

Si lo visitas, no te vayas sin probar la rellena casera preparada por don Chucho. Pídete un campechano con longaniza pero avanza con calma, porque Patricia -su hija- es generosa y tiene la mano pesada.

Como todo un rockstar a don Chucho lo esperan desde antes que abra, de martes a viernes a las ocho de la noche y es muy probable que te quedes con las ganas de probar sus tacuches, si llegas pegándole a las 11.

Búscalo en Maps o a la antigüita, sobre la banqueta en avenida Álvaro Obregón esquina con Aniceto Villamar, por supuesto, en la Carola de #Cuernavaca.

Don Chucho lleva 40 años deleitando a quienes lo buscan en la Carolina y la verdad es que sus tacos de carnitas y otras variedades, sobre todo por la noche, son una variedad imprescindible.

Golpe a golpe, el machete y el tronco moldean los trozos de maciza que parecen deshebrarse, hasta que llegan al comal para crujir -por ejemplo- junto a un pedazo de buche.

Las tortillas de tamaño normal pueden ser suaves o doraditas, pero eso sí, con copia para resistir el embate de una porción lo que le sigue de generosa de carnitas ardiendo. Unos cuantos detalles importantes para el condimento: mucho limón, una pizca de sal, dos cucharadas de salsa verde o roja, y ahora si, a entrarle con todo.

A don Chucho lo buscan también por sus tamales especiales. Están envueltos en hoja de maíz porque atesoran un mixiote casi exótico, pues mezclan una combinación de carne de cuche seleccionada, acompañada con sesos, y aderezados con cebolla, hierbas finas y vegetales, que esconden sabores exquisitos y que truena en el comal mientras se calientan a todo fuego.

Si lo visitas, no te vayas sin probar la rellena casera preparada por don Chucho. Pídete un campechano con longaniza pero avanza con calma, porque Patricia -su hija- es generosa y tiene la mano pesada.

Como todo un rockstar a don Chucho lo esperan desde antes que abra, de martes a viernes a las ocho de la noche y es muy probable que te quedes con las ganas de probar sus tacuches, si llegas pegándole a las 11.

Búscalo en Maps o a la antigüita, sobre la banqueta en avenida Álvaro Obregón esquina con Aniceto Villamar, por supuesto, en la Carola de #Cuernavaca.

sábado 25 de julio de 2020

El Cuñado de Tejalpa

sábado 18 de julio de 2020

Visita exprés a los Hollywood

sábado 11 de julio de 2020

Los de la bajada

sábado 04 de julio de 2020

Para barbacha...los Taxqueños

sábado 27 de junio de 2020

Las carnitas nocturnas de Don Chucho

sábado 20 de junio de 2020

Del éxito de los Mary y Castrando Ando

sábado 06 de junio de 2020

El amor tiene nombre de mujer

sábado 23 de mayo de 2020

Los tamales en tiempos de pandemia

Cargar Más