/ martes 25 de febrero de 2020

La enemiga eres tú, tradición

Red de OSC's

“En la teoría feminista se plasman los efectos reflexivos de las luchas de las mujeres por su liberación” una lucha de mujeres para mujeres, aunque muchos hombres a pesar de que están a favor de la equidad, en sus acciones dicen lo contrario, porque así están formados.

Aquí entonces desplegamos una gran extensión de palabras donde el concepto violencia de genero requiere de la comprensión y del porqué el tema encuentra reacciones escépticas en todo el espectro político, e incluso en el religioso, como si ese fenómeno fuera falta de interés o de acción. La violencia hacia las mujeres es una práctica que tiende a conservar una tradición que quiere a la mujer completamente sometida al hombre, ya sea a su marido, su padre, su hermano, haciendo a un lado los derechos personales como el divorcio, el derecho a la instrucción, a la vida profesional, a la vida política o a procrear con amor sin ser casada o también con la ayuda del progreso científico (Referéndum para la reproducción asistida) entre muchos más. A esto le llamamos atadura por tradiciones patriarcales o religiosas y a lo la mujer busca ser liberada. La mujer, en cualquier campo de la vida, encuentra muchos obstáculos y dificultades, dificultad incluso en el ámbito del ordenamiento eclesiástico. Aquí podemos acentuar que la desigualdad de género se manifiesta siempre en los procesos de exclusión donde hasta las mismas religiones fundamentan y legitiman la exclusión de las esferas del poder religioso.

Desafortunadamente todas estas inhibiciones de sus libertades marcan una condición de la mujer llevando una afirmación de que todo comienza en la familia, encontrando su elemento común en el enemigo a afrontar: no, no es el hombre como género, es la tradición impuesta al hombre y a la mujer, que frecuentemente se acompaña de una interpretación equivocada de la religión. Podríamos hablar de múltiples factores que pueden llegar a limitar a las mujeres para posicionarse como líderes de una organización, sin duda a las mujeres siempre les tocará el doble de esfuerzo para alcanzar posiciones o metas en cualquier sector de la sociedad desde tiempos remotos impregnados en libros antiguos llamados sagrados o sobre la historia de la humanidad.

Muchas mujeres han dedicado gran parte de su vida a la construcción de carreras profesionales exitosas, algunas de ellas empeñando su tiempo en estudios especializados, otras más con una longeva lealtad en su función, incluso optando por postergar sus planes personales; aspirando a alcanzar el objetivo del liderazgo femenino. Pero ojo, los hombres también sufren desigualdad de género cuando desean ejercer una profesión desarrollada mayoritariamente por mujeres, marcando la pauta a los hombres para realizar dichas acciones. Actualmente se mantienen y reproducen estos estereotipos de género en la elección de profesiones como baile, confección, enfermería, geriatría, etcétera, ya que en su acción tiene actividades propias y típicas de una mujer y donde muchas veces la misma familia por “tradición” feminizan las profesiones y terminan rompiendo lazos familiares.

La convocatoria “el 9 ninguna se mueve”, vista desde una perspectiva de ansia de libertad, es lograr que se nos quite el miedo; lograr que la equidad de verdad se viva para todo ser humano. Que todos hagamos una labor para reestructurar la descomposición social, siguiendo una línea de paz y de respeto ante nuestras ideas, la convocatoria es que si eres mujer no realices las actividades que comúnmente haces, demostrar que el liderazgo femenino es necesario en los equipos, en las organizaciones y en la sociedad, y que si eres mujer que no puede dejar de salir porque sus actividades así lo demanden, al igual que a los hombres se invita a llevar un moño o prenda morada como apoyo al cambio de ideologías tradicionales y machistas, debido a que cuando combinas un color rosa y un azul, que comúnmente simbolizan lo femenino y lo masculino, resulta un tono lila o morado, que es como en realidad se debería de ver a la sociedad, como una mezcla y no como dos colores diferentes. Puesto que los hombres también han sufrido rechazo por sus preferencias sexuales, profesionales o ideológicas.

La equidad de género en los espacios de trabajo está siendo una tendencia global, hoy la mujer alza la voz y alienta a flexibilizar nuestras creencias religiosas y acercarnos al liderazgo, esto implica pensar que las mujeres estamos preparadas para asumir posiciones de poder, es una oportunidad para influir en la cultura con el mensaje del liderazgo femenino, es un estilo de vida. Las movilizaciones feministas resurgen nuevamente y con más vigor no para atacar al hombre, no para generar violencia, si para que toda mujer sea respetada y valorada, con mismas oportunidades desde que son engendradas hasta que la muerte misma nos llame sin obstáculos universalmente tradicionales.

“En la teoría feminista se plasman los efectos reflexivos de las luchas de las mujeres por su liberación” una lucha de mujeres para mujeres, aunque muchos hombres a pesar de que están a favor de la equidad, en sus acciones dicen lo contrario, porque así están formados.

Aquí entonces desplegamos una gran extensión de palabras donde el concepto violencia de genero requiere de la comprensión y del porqué el tema encuentra reacciones escépticas en todo el espectro político, e incluso en el religioso, como si ese fenómeno fuera falta de interés o de acción. La violencia hacia las mujeres es una práctica que tiende a conservar una tradición que quiere a la mujer completamente sometida al hombre, ya sea a su marido, su padre, su hermano, haciendo a un lado los derechos personales como el divorcio, el derecho a la instrucción, a la vida profesional, a la vida política o a procrear con amor sin ser casada o también con la ayuda del progreso científico (Referéndum para la reproducción asistida) entre muchos más. A esto le llamamos atadura por tradiciones patriarcales o religiosas y a lo la mujer busca ser liberada. La mujer, en cualquier campo de la vida, encuentra muchos obstáculos y dificultades, dificultad incluso en el ámbito del ordenamiento eclesiástico. Aquí podemos acentuar que la desigualdad de género se manifiesta siempre en los procesos de exclusión donde hasta las mismas religiones fundamentan y legitiman la exclusión de las esferas del poder religioso.

Desafortunadamente todas estas inhibiciones de sus libertades marcan una condición de la mujer llevando una afirmación de que todo comienza en la familia, encontrando su elemento común en el enemigo a afrontar: no, no es el hombre como género, es la tradición impuesta al hombre y a la mujer, que frecuentemente se acompaña de una interpretación equivocada de la religión. Podríamos hablar de múltiples factores que pueden llegar a limitar a las mujeres para posicionarse como líderes de una organización, sin duda a las mujeres siempre les tocará el doble de esfuerzo para alcanzar posiciones o metas en cualquier sector de la sociedad desde tiempos remotos impregnados en libros antiguos llamados sagrados o sobre la historia de la humanidad.

Muchas mujeres han dedicado gran parte de su vida a la construcción de carreras profesionales exitosas, algunas de ellas empeñando su tiempo en estudios especializados, otras más con una longeva lealtad en su función, incluso optando por postergar sus planes personales; aspirando a alcanzar el objetivo del liderazgo femenino. Pero ojo, los hombres también sufren desigualdad de género cuando desean ejercer una profesión desarrollada mayoritariamente por mujeres, marcando la pauta a los hombres para realizar dichas acciones. Actualmente se mantienen y reproducen estos estereotipos de género en la elección de profesiones como baile, confección, enfermería, geriatría, etcétera, ya que en su acción tiene actividades propias y típicas de una mujer y donde muchas veces la misma familia por “tradición” feminizan las profesiones y terminan rompiendo lazos familiares.

La convocatoria “el 9 ninguna se mueve”, vista desde una perspectiva de ansia de libertad, es lograr que se nos quite el miedo; lograr que la equidad de verdad se viva para todo ser humano. Que todos hagamos una labor para reestructurar la descomposición social, siguiendo una línea de paz y de respeto ante nuestras ideas, la convocatoria es que si eres mujer no realices las actividades que comúnmente haces, demostrar que el liderazgo femenino es necesario en los equipos, en las organizaciones y en la sociedad, y que si eres mujer que no puede dejar de salir porque sus actividades así lo demanden, al igual que a los hombres se invita a llevar un moño o prenda morada como apoyo al cambio de ideologías tradicionales y machistas, debido a que cuando combinas un color rosa y un azul, que comúnmente simbolizan lo femenino y lo masculino, resulta un tono lila o morado, que es como en realidad se debería de ver a la sociedad, como una mezcla y no como dos colores diferentes. Puesto que los hombres también han sufrido rechazo por sus preferencias sexuales, profesionales o ideológicas.

La equidad de género en los espacios de trabajo está siendo una tendencia global, hoy la mujer alza la voz y alienta a flexibilizar nuestras creencias religiosas y acercarnos al liderazgo, esto implica pensar que las mujeres estamos preparadas para asumir posiciones de poder, es una oportunidad para influir en la cultura con el mensaje del liderazgo femenino, es un estilo de vida. Las movilizaciones feministas resurgen nuevamente y con más vigor no para atacar al hombre, no para generar violencia, si para que toda mujer sea respetada y valorada, con mismas oportunidades desde que son engendradas hasta que la muerte misma nos llame sin obstáculos universalmente tradicionales.

Local

Asintomáticos, 30% de contagios por Coronavirus

De acuerdo con investigadores, el 15% de pacientes tendrán secuelas en el sistema respiratorio

Local

[VIDEO] Cuidadores de casas siguen trabajando en Cuernavaca

La Organización Mundial de la Salud (OMS) determinó que los mayores de 60 son la población de riesgo

Local

[ANIMALIA] Si tu mascota presenta estos síntomas ¡tiene estrés!

En esta temporada procura que tus mascotas estén bien alimentadas, hidratadas y con un horario de actividades que les permita mantenerse en equilibrio

Local

Ciclistas y motociclistas darán servicio a domicilio

Se organizó para convocar a los pobladores a fungir como repartidores

Local

Coronavirus: El glamour también ha parado

La contingencia sanitaria mantiene trabajando a medias a salones de belleza

Local

Volverán diputados a sesión presencial

Tienen que reformar leyes para avalar el voto virtual

Local

#CuarenCuerna: El plan es hacer trampa para ganar

"A escasamente unos días del aislamiento en casa por la crisis del virus COVID-19, ya no sé ni cómo me siento"

Local

Realizan feria en Temoac pese a la contingencia por el Covid-19

Los comerciantes y habitantes hicieron caso omiso a las medidas que estableció el ayuntamiento