Michelle Onofre

  / martes 16 de abril de 2019

La encrucijada

México es un país con un panorama complicado, sin duda dirigirlo debe representar un enorme reto para quien sea, sin importar el partido de procedencia, los problemas a resolver en los sectores educativo, energético, laboral y migratorio entre otros, han empatado al complejo tema de la inseguridad que vive la nación y entre todos demandan soluciones efectivas y sin duda a corto plazo.

En esta avalancha de acontecimientos que vive nuestro país, tenemos el desordenado flujo migratorio que se ha acrecentado conforme avanza el año, al escribir estas líneas, una nueva caravana de cerca de 3 mil migrantes provenientes de honduras, Guatemala y el Salvador estaban ya en territorio mexicano, el mismo grupo que hace unos días irrumpió violentamente en México por la aduana de Cd. Hidalgo, Chiapas, rompiendo el portón del puente “Rodolfo Robles” o cruzando por el río Suchiate, violando los más elementales protocolos migratorios de cualquier país y dividiendo a la opinión pública mexicana, lo cual hace más difícil para el presidente la toma de la correcta decisión, pues mientras hay quien dice se debería emplear una estrategia más agresiva para evitar el ingreso desordenado de migrantes o incluso devolverlos a su país de origen, hay también quien opina que deben recibir el apoyo solicitado, con la debida salvaguarda de sus derechos humanos, pudiera ser que algunos olvidamos que prácticamente todos los mexicanos tenemos un familiar, ser querido o un simple conocido que vive y trabaja en los Estados Unidos y que sufre la misma discriminación que muchos hoy queremos recetar a los centroamericanos, o pudiera ser también que estamos ante un inminente problema que desencadenará otros y empeorará los que ya tenemos ¿Quién puede asegurar que una frontera rota no servirá para que delincuentes sean importados irremediablemente a nuestro país? El fenómeno migratorio sin duda, representa un asunto muy delicado que demanda una acciones correctivas urgentes.

En este enjambre de retos, López Obrador tiene también fuertes pendientes como la Reforma Educativa, la CNTE históricamente ha presionado por no decir chantajeado al mandatario en turno, es cierto que la reforma peñista tenía muchas deficiencias sobre todo en su implementación y no produjo los frutos esperados, pero volver las cosas al pasado significa también un retroceso que puede dañar el futuro de la educación en México, el sindicalismo malentendido no abona buenas experiencias, cancelar lo aprobado por la actual legislatura junto con lo que se hizo en la anterior, mandaría a la basura los escasos logros obtenidos y peor aún, haría volver los vicios que ya se creían erradicados una vez que los sindicatos magisteriales se apoderen de ese sector, aunque López Obrador ha sido muy puntual al declarar que se acabó el control y venta de plazas por parte del magisterio, no se puede pasar por alto que el marco jurídico existente antes de las reformas permitía esas nefastas prácticas, ¿tema complejo? Sin lugar a dudas.

Entre los asuntos que tampoco pueden pasar desapercibidos, sin duda se encuentra el energético, a los problemas de corrupción en Pemex que han sido descubiertos, les siguen faltando nombres, esto aunado el imparable incremento en los costos de las gasolinas, el gobierno federal ha denunciado la falta de solidaridad de los empresarios gasolineros en este asunto, pero para el presidente esto se resolverá con la habilitación o construcción de más refinerías, la solución parece no ser sencilla.

La política exterior recordando a Venezuela y la petición que realizado al gobierno mexicano, la inseguridad padecida en nuestro violento país con una tendencia a la alza no solo desde hace 3 meses, sino desde hace 3 sexenios, se suman a los ingredientes que hacen lucir un camino realmente complicado para el gobierno lopezobradorista, la encrucijada ante la que se encuentra puede ser la que determine el rumbo de su administración y no la revocación de mandato que tanto temen sus adversarios.

Nota:Al concluir esta opinión, en Francia se desarrollaba el arduo trabajo de los bomberos por controlar un terrible incendio en la catedral de Notre Dame, por el bien de la humanidad espero hayan tenido éxito.

Twitter: @michelleonofre

México es un país con un panorama complicado, sin duda dirigirlo debe representar un enorme reto para quien sea, sin importar el partido de procedencia, los problemas a resolver en los sectores educativo, energético, laboral y migratorio entre otros, han empatado al complejo tema de la inseguridad que vive la nación y entre todos demandan soluciones efectivas y sin duda a corto plazo.

En esta avalancha de acontecimientos que vive nuestro país, tenemos el desordenado flujo migratorio que se ha acrecentado conforme avanza el año, al escribir estas líneas, una nueva caravana de cerca de 3 mil migrantes provenientes de honduras, Guatemala y el Salvador estaban ya en territorio mexicano, el mismo grupo que hace unos días irrumpió violentamente en México por la aduana de Cd. Hidalgo, Chiapas, rompiendo el portón del puente “Rodolfo Robles” o cruzando por el río Suchiate, violando los más elementales protocolos migratorios de cualquier país y dividiendo a la opinión pública mexicana, lo cual hace más difícil para el presidente la toma de la correcta decisión, pues mientras hay quien dice se debería emplear una estrategia más agresiva para evitar el ingreso desordenado de migrantes o incluso devolverlos a su país de origen, hay también quien opina que deben recibir el apoyo solicitado, con la debida salvaguarda de sus derechos humanos, pudiera ser que algunos olvidamos que prácticamente todos los mexicanos tenemos un familiar, ser querido o un simple conocido que vive y trabaja en los Estados Unidos y que sufre la misma discriminación que muchos hoy queremos recetar a los centroamericanos, o pudiera ser también que estamos ante un inminente problema que desencadenará otros y empeorará los que ya tenemos ¿Quién puede asegurar que una frontera rota no servirá para que delincuentes sean importados irremediablemente a nuestro país? El fenómeno migratorio sin duda, representa un asunto muy delicado que demanda una acciones correctivas urgentes.

En este enjambre de retos, López Obrador tiene también fuertes pendientes como la Reforma Educativa, la CNTE históricamente ha presionado por no decir chantajeado al mandatario en turno, es cierto que la reforma peñista tenía muchas deficiencias sobre todo en su implementación y no produjo los frutos esperados, pero volver las cosas al pasado significa también un retroceso que puede dañar el futuro de la educación en México, el sindicalismo malentendido no abona buenas experiencias, cancelar lo aprobado por la actual legislatura junto con lo que se hizo en la anterior, mandaría a la basura los escasos logros obtenidos y peor aún, haría volver los vicios que ya se creían erradicados una vez que los sindicatos magisteriales se apoderen de ese sector, aunque López Obrador ha sido muy puntual al declarar que se acabó el control y venta de plazas por parte del magisterio, no se puede pasar por alto que el marco jurídico existente antes de las reformas permitía esas nefastas prácticas, ¿tema complejo? Sin lugar a dudas.

Entre los asuntos que tampoco pueden pasar desapercibidos, sin duda se encuentra el energético, a los problemas de corrupción en Pemex que han sido descubiertos, les siguen faltando nombres, esto aunado el imparable incremento en los costos de las gasolinas, el gobierno federal ha denunciado la falta de solidaridad de los empresarios gasolineros en este asunto, pero para el presidente esto se resolverá con la habilitación o construcción de más refinerías, la solución parece no ser sencilla.

La política exterior recordando a Venezuela y la petición que realizado al gobierno mexicano, la inseguridad padecida en nuestro violento país con una tendencia a la alza no solo desde hace 3 meses, sino desde hace 3 sexenios, se suman a los ingredientes que hacen lucir un camino realmente complicado para el gobierno lopezobradorista, la encrucijada ante la que se encuentra puede ser la que determine el rumbo de su administración y no la revocación de mandato que tanto temen sus adversarios.

Nota:Al concluir esta opinión, en Francia se desarrollaba el arduo trabajo de los bomberos por controlar un terrible incendio en la catedral de Notre Dame, por el bien de la humanidad espero hayan tenido éxito.

Twitter: @michelleonofre

martes 21 de mayo de 2019

¿La solución somos todos?

martes 07 de mayo de 2019

La marcha

martes 30 de abril de 2019

Educación en México, el desafío

martes 23 de abril de 2019

Herencia maldita

martes 16 de abril de 2019

La encrucijada

martes 09 de abril de 2019

La deuda

martes 02 de abril de 2019

Entre culpas y disculpas

Cargar Más