/ jueves 26 de agosto de 2021

La defensa de litigio estratégico al Sindicato Único de Trabajadores al Servicio del Poder Judicial del Estado de Morelos

En la teoría de la ciencia política y del Derecho, desde hace lustros pensadores de la talla de Friedrich Engels y Karl Marx sostuvieron la importancia de que se respeten de manera irrestricta los derechos de los trabajadores, hubo incluso dos revoluciones que cambiaron el paradigma laboral contemporáneo, la gesta heroica rusa que iniciaron los “Mencheviques” y consolidaron los “Bolcheviques” con el gran Vladímir Lenin y la lucha histórica mexicana que constitucionalmente legó al constitucionalismo universal los derechos sociales donde destacó el articulo 123 y sus apartados: “A” y “B”.

Pero en la etapa contemporánea filósofos del Derecho y la política inscritos en el “liberalismo igualitario” también han pugnado por el respeto irrestricto de la base trabajadora en todos los ámbitos y espacios me refiero a pensadores del calado de: John Rawls, Ronald Dworkin y Peter Singer entre muchos más que con el mal logrado triunfo de la macroeconomía, globalización y la desenfrenada revolución tecnológica han pugnado porque se respeten los derechos de los sindicatos en todo el mundo.

El Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, le he escuchado en múltiples ocasiones y sendas declaraciones que respeta y tiene una relación excelsa con todos los sindicatos del Estado mexicano, lo mismo con: CROC, CATEM, CTM y el Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos, Siderúrgicos y Similares de la República Mexicana, que con las uniones de trabajadores de los Poderes de la Unión ha existido concordia y estabilidad; algo similar pasa con el desgobierno de Cuauhtémoc Blanco Bravo, en Morelos, ambos Presidente y Gobernador tienen dos muy eficientes Secretarias, María Luisa Alcalde Luján y Ana Cecilia Rodríguez González, respectivamente.

Pero donde todo se descompone es en el Poder Judicial del Estado de Morelos, donde los Jasso, padre y sobre todo hijo están pasando por encima de los derechos laborales de los trabajadores agremiados en el Sindicato Único de Trabajadores al Servicio del Poder Judicial del Estado de Morelos (SUTSPJEM), donde han atacado con todo su poder, corrupción y rapaz podredumbre a la líder Leticia Castro Balcázar y a su comité que me consta son gente de trabajo, de abajo, de las que provienen de la tan ansiada “cultura del esfuerzo” y que además le han dado estabilidad durante nueve años a la base trabajadora del Tribunal con probada lealtad, principios, moral, ética, legalidad y profesionalismo.

Por lo anterior descrito y porque la mayoría de mi familia vivimos la corrupción, impunidad, tráfico de influencias y desvío de poder de los Jasso en carne propia, es que decidí “pro bono”, defender en una estrategia de litigio profesional a los trabajadores del (SUTSPJEM), en las materias del Derecho que conozco y tengo cierta expertiz teórica y práctica: la administrativa, política y penal.

Vamos a iniciar a la brevedad con denuncia de juicio de formación de causa ante la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción, de Morelos, por los delitos de corrupción, enriquecimiento ilícito y ejercicio indebido de funciones, enmarcados en el 19 constitucional y que por cierto ameritan la prisión preventiva oficiosa, lo mismo haremos en la Fiscalía Especializada en materia de Combate a la Corrupción, de la FGR, ya que contamos con datos de pruebas sólidos, también denuncias de juicio político en el Congreso de Morelos y la Cámara de Diputados Federales y denuncia de “lavado de dinero” ante la “UIF” de la Secretaria de Hacienda y Crédito Público. Basta ya, de la corrupción, impunidad y prepotencia desmedida con la que manejan el Tribunal Superior de Justicia, de Morelos, la familia Jasso.

En la teoría de la ciencia política y del Derecho, desde hace lustros pensadores de la talla de Friedrich Engels y Karl Marx sostuvieron la importancia de que se respeten de manera irrestricta los derechos de los trabajadores, hubo incluso dos revoluciones que cambiaron el paradigma laboral contemporáneo, la gesta heroica rusa que iniciaron los “Mencheviques” y consolidaron los “Bolcheviques” con el gran Vladímir Lenin y la lucha histórica mexicana que constitucionalmente legó al constitucionalismo universal los derechos sociales donde destacó el articulo 123 y sus apartados: “A” y “B”.

Pero en la etapa contemporánea filósofos del Derecho y la política inscritos en el “liberalismo igualitario” también han pugnado por el respeto irrestricto de la base trabajadora en todos los ámbitos y espacios me refiero a pensadores del calado de: John Rawls, Ronald Dworkin y Peter Singer entre muchos más que con el mal logrado triunfo de la macroeconomía, globalización y la desenfrenada revolución tecnológica han pugnado porque se respeten los derechos de los sindicatos en todo el mundo.

El Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, le he escuchado en múltiples ocasiones y sendas declaraciones que respeta y tiene una relación excelsa con todos los sindicatos del Estado mexicano, lo mismo con: CROC, CATEM, CTM y el Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos, Siderúrgicos y Similares de la República Mexicana, que con las uniones de trabajadores de los Poderes de la Unión ha existido concordia y estabilidad; algo similar pasa con el desgobierno de Cuauhtémoc Blanco Bravo, en Morelos, ambos Presidente y Gobernador tienen dos muy eficientes Secretarias, María Luisa Alcalde Luján y Ana Cecilia Rodríguez González, respectivamente.

Pero donde todo se descompone es en el Poder Judicial del Estado de Morelos, donde los Jasso, padre y sobre todo hijo están pasando por encima de los derechos laborales de los trabajadores agremiados en el Sindicato Único de Trabajadores al Servicio del Poder Judicial del Estado de Morelos (SUTSPJEM), donde han atacado con todo su poder, corrupción y rapaz podredumbre a la líder Leticia Castro Balcázar y a su comité que me consta son gente de trabajo, de abajo, de las que provienen de la tan ansiada “cultura del esfuerzo” y que además le han dado estabilidad durante nueve años a la base trabajadora del Tribunal con probada lealtad, principios, moral, ética, legalidad y profesionalismo.

Por lo anterior descrito y porque la mayoría de mi familia vivimos la corrupción, impunidad, tráfico de influencias y desvío de poder de los Jasso en carne propia, es que decidí “pro bono”, defender en una estrategia de litigio profesional a los trabajadores del (SUTSPJEM), en las materias del Derecho que conozco y tengo cierta expertiz teórica y práctica: la administrativa, política y penal.

Vamos a iniciar a la brevedad con denuncia de juicio de formación de causa ante la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción, de Morelos, por los delitos de corrupción, enriquecimiento ilícito y ejercicio indebido de funciones, enmarcados en el 19 constitucional y que por cierto ameritan la prisión preventiva oficiosa, lo mismo haremos en la Fiscalía Especializada en materia de Combate a la Corrupción, de la FGR, ya que contamos con datos de pruebas sólidos, también denuncias de juicio político en el Congreso de Morelos y la Cámara de Diputados Federales y denuncia de “lavado de dinero” ante la “UIF” de la Secretaria de Hacienda y Crédito Público. Basta ya, de la corrupción, impunidad y prepotencia desmedida con la que manejan el Tribunal Superior de Justicia, de Morelos, la familia Jasso.