/ domingo 20 de junio de 2021

La danza de las variantes

Los virus tienen capacidad de mutar, esto significa que durante su ciclo reproductivo pueden acumular cambios en su material genético y de esta manera adquirir nuevas características ligadas, principalmente, a su infectividad y virulencia. Estas nuevas manifestaciones del virus se conocen como variantes.

La variante original del virus SARS-CoV-2 se caracterizó por una tasa de infección moderadamente alta a partir de la inhalación de exhalaciones de personas infectadas, baja prevalencia en niños y jóvenes, alta tasa de casos asintomáticos y mayor agresividad en adultos mayores. Fue con esa información que se implementaron una serie de medidas preventivas que incluyeron el uso de cubrebocas, la distancia social, la reducción de aforos y la prohibición de eventos masivos o en espacios cerrados, poniendo especial atención en el cuidado y aislamiento de adultos mayores.

Sin embargo, las medidas preventivas no fueron suficientes para detener la transmisión del virus y desde finales del año pasado comenzaron a detectarse nuevas variantes del virus, más infecciosas y virulentas que la original. A partir de entonces se ha hecho un esfuerzo adicional en darle seguimiento a todas y cada una de ellas.

A nivel mundial, se han detectado docenas de nuevas variantes, algunas de las cuales, literalmente, barrieron con la variante original desplazándola de la población. El primer caso documentado fue en Inglaterra donde la variante ahora conocida como Alfa se convirtió en la dominante en cuestión de semanas. Posteriormente se detectó la variante Beta en Sudáfrica, la Gamma en Brasil y, más recientemente, la Delta en la India.

La presencia de estas variantes esta asociada a los recientes picos de casos en Brasil y la India y ha generado alerta porque, si las comparamos con la variante original, son más infecciosas, atacan con mayor virulencia a niños y jóvenes y pueden contagiarse aún entre personas vacunadas con el esquema completo. Adicionalmente, se han identificado otras siete variantes de interés que también son rastreadas.

En México, el seguimiento de las variantes lo realiza el Consorcio Mexicano de Vigilancia Genómica que provee de información científica relevante para el seguimiento de la pandemia a través de su portal. En su primera infografía el Consorcio nos indica la situación en la península de Yucatán donde se ha detectado un repunte importante de casos en las últimas semanas.

Para Quintana Roo, Yucatán y Campeche, la variante con mayor presencia es la Gamma, proveniente de Brasil, seguida por la Alfa, proveniente de Inglaterra, las cuales prácticamente desplazaron ya a la variante original. La situación en el resto del país no es tan declarada todavía en cuanto que la variante original se presenta en la mitad de los casos analizados, pero la tendencia es clara, es cuestión de semanas para que sea desplazada.

Esto tiene importantes consecuencias, la primera es que se eleva la probabilidad que las personas vacunadas, aún con esquema completo, puedan infectarse y transmitir la enfermedad entre sus contactos. También incrementa el riesgo para niños y jóvenes, ya que se sabe que estas variantes son más virulentas para este grupo de edad. Recordemos que en México todavía no se vacuna a nadie menor de 40 años y que se siguen activando clases en todos los niveles.

No esperemos a que esto se salga de control de nuevo. El uso de cubrebocas debe seguir siendo forzoso en cualquier entorno fuera de casa, se deben evitar espacios cerrados como cines o teatros y también aglomeraciones como eventos musicales o deportivos y revisar, con extremo cuidado y desde una perspectiva científica, si se deben abrir de nuevo los espacios educativos.

Desde aquí les estaremos informando de la danza de las variantes esperando que pronto, una vez que la vacunación alcance el 80% de la población, podamos cerrar este capítulo y volvamos a otros temas, igual de importantes y que hemos descuidado por la crisis sanitaria.


Para información adicional de éste y otros temas de interés visiten:
Reivindicando a Plutón o Brenda Valderrama en Facebook


Los virus tienen capacidad de mutar, esto significa que durante su ciclo reproductivo pueden acumular cambios en su material genético y de esta manera adquirir nuevas características ligadas, principalmente, a su infectividad y virulencia. Estas nuevas manifestaciones del virus se conocen como variantes.

La variante original del virus SARS-CoV-2 se caracterizó por una tasa de infección moderadamente alta a partir de la inhalación de exhalaciones de personas infectadas, baja prevalencia en niños y jóvenes, alta tasa de casos asintomáticos y mayor agresividad en adultos mayores. Fue con esa información que se implementaron una serie de medidas preventivas que incluyeron el uso de cubrebocas, la distancia social, la reducción de aforos y la prohibición de eventos masivos o en espacios cerrados, poniendo especial atención en el cuidado y aislamiento de adultos mayores.

Sin embargo, las medidas preventivas no fueron suficientes para detener la transmisión del virus y desde finales del año pasado comenzaron a detectarse nuevas variantes del virus, más infecciosas y virulentas que la original. A partir de entonces se ha hecho un esfuerzo adicional en darle seguimiento a todas y cada una de ellas.

A nivel mundial, se han detectado docenas de nuevas variantes, algunas de las cuales, literalmente, barrieron con la variante original desplazándola de la población. El primer caso documentado fue en Inglaterra donde la variante ahora conocida como Alfa se convirtió en la dominante en cuestión de semanas. Posteriormente se detectó la variante Beta en Sudáfrica, la Gamma en Brasil y, más recientemente, la Delta en la India.

La presencia de estas variantes esta asociada a los recientes picos de casos en Brasil y la India y ha generado alerta porque, si las comparamos con la variante original, son más infecciosas, atacan con mayor virulencia a niños y jóvenes y pueden contagiarse aún entre personas vacunadas con el esquema completo. Adicionalmente, se han identificado otras siete variantes de interés que también son rastreadas.

En México, el seguimiento de las variantes lo realiza el Consorcio Mexicano de Vigilancia Genómica que provee de información científica relevante para el seguimiento de la pandemia a través de su portal. En su primera infografía el Consorcio nos indica la situación en la península de Yucatán donde se ha detectado un repunte importante de casos en las últimas semanas.

Para Quintana Roo, Yucatán y Campeche, la variante con mayor presencia es la Gamma, proveniente de Brasil, seguida por la Alfa, proveniente de Inglaterra, las cuales prácticamente desplazaron ya a la variante original. La situación en el resto del país no es tan declarada todavía en cuanto que la variante original se presenta en la mitad de los casos analizados, pero la tendencia es clara, es cuestión de semanas para que sea desplazada.

Esto tiene importantes consecuencias, la primera es que se eleva la probabilidad que las personas vacunadas, aún con esquema completo, puedan infectarse y transmitir la enfermedad entre sus contactos. También incrementa el riesgo para niños y jóvenes, ya que se sabe que estas variantes son más virulentas para este grupo de edad. Recordemos que en México todavía no se vacuna a nadie menor de 40 años y que se siguen activando clases en todos los niveles.

No esperemos a que esto se salga de control de nuevo. El uso de cubrebocas debe seguir siendo forzoso en cualquier entorno fuera de casa, se deben evitar espacios cerrados como cines o teatros y también aglomeraciones como eventos musicales o deportivos y revisar, con extremo cuidado y desde una perspectiva científica, si se deben abrir de nuevo los espacios educativos.

Desde aquí les estaremos informando de la danza de las variantes esperando que pronto, una vez que la vacunación alcance el 80% de la población, podamos cerrar este capítulo y volvamos a otros temas, igual de importantes y que hemos descuidado por la crisis sanitaria.


Para información adicional de éste y otros temas de interés visiten:
Reivindicando a Plutón o Brenda Valderrama en Facebook


ÚLTIMASCOLUMNAS
domingo 25 de julio de 2021

Reiterando el llamado

Reinvindicando a Plutón

Brenda Valderrama

domingo 18 de julio de 2021

Y la ola (delta) va

Reivindicando a Plutón

Brenda Valderrama

domingo 11 de julio de 2021

Fármacos de precisión contra Covid-19

Reivindicando a Plutón

Brenda Valderrama

domingo 04 de julio de 2021

¿Podremos domar la tercera ola de la pandemia?

Reivindicando a Plutón

Brenda Valderrama

domingo 27 de junio de 2021

Cambio de paradigma

Reivindicando a Plutón

Brenda Valderrama

domingo 20 de junio de 2021

La danza de las variantes

Reivindicando a Plutón

Brenda Valderrama

domingo 13 de junio de 2021

Sobre las olas

Brenda Valderrama

Cargar Más