Michelle Onofre

  / martes 24 de septiembre de 2019

La boca, el dedo y el cerebro

Decir o escribir lo que antes debió razonarse detenidamente es un hecho que sin duda puede acarrear consecuencias para el emisor, la presencia de las “benditas” redes sociales, ha potenciado los efectos negativos que una afirmación verbal o escrita, sin meditar, puede ocasionar.

Aquí las declaraciones que recientemente han causado polémica en nuestra sociedad:

En la justa proporción, mencionaré primero a Pedro Salmerón ahora ex director del Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México (INEHRM) que depende de la Secretaría de Cultura, quien precisamente en el aniversario luctuoso del prominente empresario y filántropo regiomontano Eugenio Garza Sada, escribió un texto que parecía apropiado e incluso laudatorio sobre la trayectoria del empresario, culminando el mismo con una idea por demás polémica al mencionar que Garza Sada perdió la vida durante un intento de secuestro a manos de un grupo de jóvenes valientes, refiriéndose a los integrantes de la liga comunista “23 de Septiembre”, punto de vista que no es de extrañar dados los ideales del historiador ex catedrático del ITAM y estudioso de los diversas etapas por las que nuestro país ha atravesado incluyendo la llamada “guerra sucia” en las décadas de los 60 y 70.

Sin embargo, decir lo anterior sin ningún tipo de matiz, en un momento político tan delicado y ante un México lastimado por la violencia, generó como era de esperarse las más diversas críticas de los opositores políticos pero también de empresarios y ciudadanos que ante la situación actual del país calificaron como una especie de apología del crimen los dichos del historiador, ante una indignación generalizada, Salmerón se vio orillado a renunciar y en la mañanera de ayer, el presidente López Obrador dijo en lapidario respaldo: “Lamento la renuncia de Pedro Salmerón pero era lo mejor, les diría que él vale más como historiador e investigador que como funcionario, no es un buen historiador, es un gran historiador”.

Pasando a los ejemplos más sencillos, tenemos lo expresado por José Manuel Mireles Valverde, Médico y Activista, actualmente subdelegado del ISSSTE en Michoacán quien se refirió a un sector de mujeres beneficiarias llamándolas “pirujas” entre otros adjetivos estúpidamente misóginos, justo cuando se dedican recursos y esfuerzos para erradicar la violencia de género, esto resulta un acto irresponsable y no puede olvidarse con una simple disculpa que evidentemente no modificará el pensamiento expresado solo lo disfrazará, algo así como las falsas promesas de un marido golpeador, Mireles debió ser separado de su cargo en un acto de justicia política y por no conectar la boca con el cerebro, en caso similar aunque de consecuencias distintas tenemos al funcionario de extracción panista Carlos Alberto Echeverría Bucio quien no supo controlar sus impulsos y escribió un insulto inaceptable para cualquier mujer, dirigido a Beatriz Gutiérrez Müeller esposa del Presidente, no vale la pena repetir lo dicho por este mequetrefe, sin embargo debe mencionarse que el alcalde queretano de Corregidora y jefe de este exfuncionario, actuó con la congruencia que a la 4T le faltó en el caso de Mireles, separando del cargo a Echeverría Bucio, quien al notar la ausencia del sueldo de 44 mil pesos mensuales que percibía, sin duda meditará mejor lo que escribe.

Finalmente llegamos a lo expresado por Ximena García una empleada de la empresa Interjet, que mientras transcurría la ceremonia del Grito de independencia, comentó en twitter: “Deberían tirar una bomba en el Zócalo, nos harían un favor a todos, P.d. si les molestan mis comentarios, créanme que me vale 2 pesos”.

Mireles, Echeverría y Ximena son ejemplos claros de lo deficiente que puede ser a veces la conexión neuronal que debe existir entre la boca, el dedo tuitero y el cerebro, sobra decir las redes una vez más ardieron ante lo expresado por la copiloto de Interjet y el valor de 2 pesos que auguraba tendrían las criticas sin duda elevaron su costo al ser separada de la empresa, tal vez no meditó que el clima de inseguridad nos afecta e involucra a todos y que sus deseos eran reprochables al tratarse de la vida de 130 mil inocentes, seguramente no sabe lo sucedido en Morelia en 2008 durante una ceremonia similar o no entendió los terribles acontecimientos en el Paso Tx y las motivaciones retorcidas del perpetrador, en fin, a pagar se ha dicho.


Twitter: @michelleonofre

Decir o escribir lo que antes debió razonarse detenidamente es un hecho que sin duda puede acarrear consecuencias para el emisor, la presencia de las “benditas” redes sociales, ha potenciado los efectos negativos que una afirmación verbal o escrita, sin meditar, puede ocasionar.

Aquí las declaraciones que recientemente han causado polémica en nuestra sociedad:

En la justa proporción, mencionaré primero a Pedro Salmerón ahora ex director del Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México (INEHRM) que depende de la Secretaría de Cultura, quien precisamente en el aniversario luctuoso del prominente empresario y filántropo regiomontano Eugenio Garza Sada, escribió un texto que parecía apropiado e incluso laudatorio sobre la trayectoria del empresario, culminando el mismo con una idea por demás polémica al mencionar que Garza Sada perdió la vida durante un intento de secuestro a manos de un grupo de jóvenes valientes, refiriéndose a los integrantes de la liga comunista “23 de Septiembre”, punto de vista que no es de extrañar dados los ideales del historiador ex catedrático del ITAM y estudioso de los diversas etapas por las que nuestro país ha atravesado incluyendo la llamada “guerra sucia” en las décadas de los 60 y 70.

Sin embargo, decir lo anterior sin ningún tipo de matiz, en un momento político tan delicado y ante un México lastimado por la violencia, generó como era de esperarse las más diversas críticas de los opositores políticos pero también de empresarios y ciudadanos que ante la situación actual del país calificaron como una especie de apología del crimen los dichos del historiador, ante una indignación generalizada, Salmerón se vio orillado a renunciar y en la mañanera de ayer, el presidente López Obrador dijo en lapidario respaldo: “Lamento la renuncia de Pedro Salmerón pero era lo mejor, les diría que él vale más como historiador e investigador que como funcionario, no es un buen historiador, es un gran historiador”.

Pasando a los ejemplos más sencillos, tenemos lo expresado por José Manuel Mireles Valverde, Médico y Activista, actualmente subdelegado del ISSSTE en Michoacán quien se refirió a un sector de mujeres beneficiarias llamándolas “pirujas” entre otros adjetivos estúpidamente misóginos, justo cuando se dedican recursos y esfuerzos para erradicar la violencia de género, esto resulta un acto irresponsable y no puede olvidarse con una simple disculpa que evidentemente no modificará el pensamiento expresado solo lo disfrazará, algo así como las falsas promesas de un marido golpeador, Mireles debió ser separado de su cargo en un acto de justicia política y por no conectar la boca con el cerebro, en caso similar aunque de consecuencias distintas tenemos al funcionario de extracción panista Carlos Alberto Echeverría Bucio quien no supo controlar sus impulsos y escribió un insulto inaceptable para cualquier mujer, dirigido a Beatriz Gutiérrez Müeller esposa del Presidente, no vale la pena repetir lo dicho por este mequetrefe, sin embargo debe mencionarse que el alcalde queretano de Corregidora y jefe de este exfuncionario, actuó con la congruencia que a la 4T le faltó en el caso de Mireles, separando del cargo a Echeverría Bucio, quien al notar la ausencia del sueldo de 44 mil pesos mensuales que percibía, sin duda meditará mejor lo que escribe.

Finalmente llegamos a lo expresado por Ximena García una empleada de la empresa Interjet, que mientras transcurría la ceremonia del Grito de independencia, comentó en twitter: “Deberían tirar una bomba en el Zócalo, nos harían un favor a todos, P.d. si les molestan mis comentarios, créanme que me vale 2 pesos”.

Mireles, Echeverría y Ximena son ejemplos claros de lo deficiente que puede ser a veces la conexión neuronal que debe existir entre la boca, el dedo tuitero y el cerebro, sobra decir las redes una vez más ardieron ante lo expresado por la copiloto de Interjet y el valor de 2 pesos que auguraba tendrían las criticas sin duda elevaron su costo al ser separada de la empresa, tal vez no meditó que el clima de inseguridad nos afecta e involucra a todos y que sus deseos eran reprochables al tratarse de la vida de 130 mil inocentes, seguramente no sabe lo sucedido en Morelia en 2008 durante una ceremonia similar o no entendió los terribles acontecimientos en el Paso Tx y las motivaciones retorcidas del perpetrador, en fin, a pagar se ha dicho.


Twitter: @michelleonofre

martes 03 de diciembre de 2019

El primer año

martes 26 de noviembre de 2019

El peligro para México

martes 05 de noviembre de 2019

Las aguas turbias

martes 29 de octubre de 2019

Los días que siguieron

martes 22 de octubre de 2019

Las horas más oscuras

martes 15 de octubre de 2019

Bajo fuego amigo

martes 08 de octubre de 2019

Dueños de la calle

martes 01 de octubre de 2019

El tonto de la colina

martes 24 de septiembre de 2019

La boca, el dedo y el cerebro

martes 17 de septiembre de 2019

Noche de fiesta

Cargar Más