/ lunes 6 de diciembre de 2021

La Argentina de 2001 vs la Argentina de 2021

El pasado 2 de diciembre se cumplieron 20 años del que, hasta ese momento, había sido la peor crisis económica en Argentina y que dejó ciertas reflexiones que, 21 años después, siguen siendo valiosas no solo para ese país, sino para todos aquellos que tenemos algún nexo comercial, social o político con esta nación.

En aquel entonces, gracias a la desconfianza de los inversionistas debido a las políticas de los gobiernos de Fernando de la Rúa y sus antecesores, sumados al hecho de que el peso argentino tuviese el mismo valor que el dólar estadounidense, provocó que los capitales empezaran a moverse fuera de Argentina, resultando una problemática para los bancos locales que no tenían el dinero en efectivo para pagar a sus depositarios, quienes acudían a las ventanillas bancarias y cajeros automáticos a retirar los ahorros en moneda local convertida a dólares estadounidenses.

¿Qué pasó? El gobierno argentino prohibió la salida de divisas en dólares hacia otras naciones para frenar el desabasto y así aminorar los efectos de la crisis económica, sin embargo, los efectos no fueron positivos hacia adentro, ya que la gente solamente podía sacar 250 dólares en efectivo a la semana, pero en pesos argentinos, cantidad no necesaria para subsanar las necesidades básicas de los ciudadanos. Lo que siguió fueron protestas masivas e incluso la dimisión del presidente provocando que se creara una crisis política que terminó por hundir a la ya muy marcada crisis económica.

Sin embargo, Argentina siguió adelante y 20 años después se encuentra atrapada en problemas similares que tienen detenida su economía y, aunque se podría pensar que es por el efecto de la pandemia de la COVID-19, resulta que estos problemas ya traían un antecedente de unos años atrás, sobre todo por la deuda contraída por el gobierno del presidente Macri en el periodo de gobierno pasado cuando se solicitó un préstamo gigante al Fondo Monetario Internacional.

Luego, presento algunos datos comparando ambos momentos que nos permitirán poner en contexto la situación de Argentina de inicios del siglo con la actual:

  • La inflación actual asciende al 52% mientras que, en 2001, antes del “corralito”, no había.
  • Se estima que en la actualidad existe un índice de pobreza que casi alcanza el 50% de la población mientras que hace 20 años era de un 35%.
  • En 2001, la crisis económica provocó el cierre de unas 20,000 pequeñas y medianas empresas, apenas la mitad de las que tuvieron que cerrar este año derivado de los efectos de la pandemia.

Sin embargo, no todo es malo. En la actualidad y a pesar de haber más pobres y mayor cierre de empresas, existen algunos factores que han ayudado a que Argentina se mantenga a flote, estos se refieren a que ahora existen mayores controles para que los bancos no puedan prestar más de lo que tienen respaldado en reservas; otro factor se refiere al uso de cajas de seguridad donde el dinero está “a salvo” o el uso de la red de asistencia social impulsada desde el 2003 cuando llegó al poder el gobernante de izquierda Nestor Kirchner y que mantuvieron sus sucesores Cristina Fernández, Mauricio Macri y Alberto Fernández pasando de una matrícula inicial de beneficiados de 2 a 22 millones (casi la mitad de la población) de personas en el 2021.

Entonces, el (re)conocimiento de los problemas económicos y sociales en Argentina representa un papel importante para su relación con el mundo y con México en especial ya que los efectos que se tienen en el cono sur del continente se ven representados en nuestro país a través de los casi 20,000 migrantes que radican en México y de la puesta en marcha de los Acuerdos de Complementación Económica No. 6 y No. 55, sobre todo en el sector automotriz.

Finalmente, aunque México y Argentina son contextos y economías distintas, es necesario que en nuestro país se aprendan de experiencias vividas en otras regiones del mundo para no pasar por los momentos tan complicados que vivieron otras sociedades y que nos les permite el avance suficiente para sacar adelante a sus ciudadanos.

Twitter @fabrecam

El pasado 2 de diciembre se cumplieron 20 años del que, hasta ese momento, había sido la peor crisis económica en Argentina y que dejó ciertas reflexiones que, 21 años después, siguen siendo valiosas no solo para ese país, sino para todos aquellos que tenemos algún nexo comercial, social o político con esta nación.

En aquel entonces, gracias a la desconfianza de los inversionistas debido a las políticas de los gobiernos de Fernando de la Rúa y sus antecesores, sumados al hecho de que el peso argentino tuviese el mismo valor que el dólar estadounidense, provocó que los capitales empezaran a moverse fuera de Argentina, resultando una problemática para los bancos locales que no tenían el dinero en efectivo para pagar a sus depositarios, quienes acudían a las ventanillas bancarias y cajeros automáticos a retirar los ahorros en moneda local convertida a dólares estadounidenses.

¿Qué pasó? El gobierno argentino prohibió la salida de divisas en dólares hacia otras naciones para frenar el desabasto y así aminorar los efectos de la crisis económica, sin embargo, los efectos no fueron positivos hacia adentro, ya que la gente solamente podía sacar 250 dólares en efectivo a la semana, pero en pesos argentinos, cantidad no necesaria para subsanar las necesidades básicas de los ciudadanos. Lo que siguió fueron protestas masivas e incluso la dimisión del presidente provocando que se creara una crisis política que terminó por hundir a la ya muy marcada crisis económica.

Sin embargo, Argentina siguió adelante y 20 años después se encuentra atrapada en problemas similares que tienen detenida su economía y, aunque se podría pensar que es por el efecto de la pandemia de la COVID-19, resulta que estos problemas ya traían un antecedente de unos años atrás, sobre todo por la deuda contraída por el gobierno del presidente Macri en el periodo de gobierno pasado cuando se solicitó un préstamo gigante al Fondo Monetario Internacional.

Luego, presento algunos datos comparando ambos momentos que nos permitirán poner en contexto la situación de Argentina de inicios del siglo con la actual:

  • La inflación actual asciende al 52% mientras que, en 2001, antes del “corralito”, no había.
  • Se estima que en la actualidad existe un índice de pobreza que casi alcanza el 50% de la población mientras que hace 20 años era de un 35%.
  • En 2001, la crisis económica provocó el cierre de unas 20,000 pequeñas y medianas empresas, apenas la mitad de las que tuvieron que cerrar este año derivado de los efectos de la pandemia.

Sin embargo, no todo es malo. En la actualidad y a pesar de haber más pobres y mayor cierre de empresas, existen algunos factores que han ayudado a que Argentina se mantenga a flote, estos se refieren a que ahora existen mayores controles para que los bancos no puedan prestar más de lo que tienen respaldado en reservas; otro factor se refiere al uso de cajas de seguridad donde el dinero está “a salvo” o el uso de la red de asistencia social impulsada desde el 2003 cuando llegó al poder el gobernante de izquierda Nestor Kirchner y que mantuvieron sus sucesores Cristina Fernández, Mauricio Macri y Alberto Fernández pasando de una matrícula inicial de beneficiados de 2 a 22 millones (casi la mitad de la población) de personas en el 2021.

Entonces, el (re)conocimiento de los problemas económicos y sociales en Argentina representa un papel importante para su relación con el mundo y con México en especial ya que los efectos que se tienen en el cono sur del continente se ven representados en nuestro país a través de los casi 20,000 migrantes que radican en México y de la puesta en marcha de los Acuerdos de Complementación Económica No. 6 y No. 55, sobre todo en el sector automotriz.

Finalmente, aunque México y Argentina son contextos y economías distintas, es necesario que en nuestro país se aprendan de experiencias vividas en otras regiones del mundo para no pasar por los momentos tan complicados que vivieron otras sociedades y que nos les permite el avance suficiente para sacar adelante a sus ciudadanos.

Twitter @fabrecam

ÚLTIMASCOLUMNAS
lunes 10 de enero de 2022

México y Chile, una buena relación

Política mundial

Fernando Abrego

lunes 03 de enero de 2022

¡Atención 2022!

Política mundial

Fernando Abrego

lunes 27 de diciembre de 2021

Lo que el 2021 nos dejó (Parte II)

Política Mundial

Fernando Abrego

lunes 06 de diciembre de 2021

La Argentina de 2001 vs la Argentina de 2021

Análisis Internacional

Fernando Abrego

lunes 29 de noviembre de 2021

El nuevo gobierno hondureño

Análisis Internacional

Fernando Abrego

lunes 22 de noviembre de 2021

AMLO en la IX Cumbre de líderes de América del Norte

Análisis Internacional

Fernando Abrego

lunes 15 de noviembre de 2021

Los autores latinoamericanos y sus historias

Análisis Internacional

Fernando Abrego

Cargar Más