/ domingo 4 de abril de 2021

Incendios forestales en Morelos

El norte de Morelos hace frente a múltiples incendios forestales. Lamentablemente, Cuernavaca y Huitzilac presentan una serie de incendios que han sido muy complicados de combatir y que han crecido de manera alarmante, lo que ha generado daños importantes a la zona. Asimismo, esta problemática cuenta con matices que deben observarse para dar cuenta de la gravedad del asunto. Para empezar, hay que señalar que las condiciones meteorológicas han dificultado las tareas de control del fuego, puesto que los fuetes vientos son factor de riesgo para las y los brigadistas que combaten los incendios y, a su vez, son un factor de crecimiento para las llamas.

Ahora bien, a pesar de que a simple vista este podría verse como un problema únicamente medioambiental, la realidad es que tiene distintas variables que visibilizan o dan pie a otras complicaciones. Por ejemplo, aunado al daño que se genera al ecosistema de la zona norte de Morelos, el humo ocasionado por estos incendios origina problemas de salud para las y los morelenses que se encuentran en los espacios cercanos.

Por otro lado, así como estos incendios son muestra de la problemática medioambiental a nivel mundial, también han dado cuenta de la ola de inseguridad que se vive en nuestro estado. Las y los brigadistas que acudieron al combate a estos siniestros han recibido amenazas por parte de grupos de talamontes, quienes, de acuerdo con denuncias, han realizado disparos con armas de fuego para amenazar a quienes se encuentran combatiendo los incendios.

Hay que recordar que los esfuerzos humanos son fundamentales para que se pueda hacer frente al fuego. Es preocupante que, aún tratándose de acciones de rescate para nuestro estado, los grupos delincuenciales continúan afectando a las y los morelenses. Esto da cuenta de la grave situación de inseguridad que se vive en Morelos. Es urgente, como he señalado anteriormente, que el gobierno actúe a la brevedad, con estrategia y de manera eficaz.

Estas problemáticas son señal de alerta para Morelos y se desarrollan dentro de un contexto en el que las autoridades locales no están a la altura de las circunstancias. Preocupa, también, el crecimiento de los problemas medioambientales durante los últimos años, que deterioran las riquezas naturales de nuestro estado. Asimismo, es sumamente grave que las y los brigadistas que están dispuestos a entregar su esfuerzo e integridad para combatir los siniestros sean víctimas de amenazas por parte de talamontes.

Morelos se encuentra, sin lugar a duda, en un punto crítico. La bola de nieve de problemas que esta administración estatal ha sido incapaz de resolver agudiza gravemente las nuevas problemáticas que enfrentamos y multiplica el número de víctimas. Esto no puede seguir así.


Senadora por Morelos

Redes sociales: @LuciaMezaGzm

El norte de Morelos hace frente a múltiples incendios forestales. Lamentablemente, Cuernavaca y Huitzilac presentan una serie de incendios que han sido muy complicados de combatir y que han crecido de manera alarmante, lo que ha generado daños importantes a la zona. Asimismo, esta problemática cuenta con matices que deben observarse para dar cuenta de la gravedad del asunto. Para empezar, hay que señalar que las condiciones meteorológicas han dificultado las tareas de control del fuego, puesto que los fuetes vientos son factor de riesgo para las y los brigadistas que combaten los incendios y, a su vez, son un factor de crecimiento para las llamas.

Ahora bien, a pesar de que a simple vista este podría verse como un problema únicamente medioambiental, la realidad es que tiene distintas variables que visibilizan o dan pie a otras complicaciones. Por ejemplo, aunado al daño que se genera al ecosistema de la zona norte de Morelos, el humo ocasionado por estos incendios origina problemas de salud para las y los morelenses que se encuentran en los espacios cercanos.

Por otro lado, así como estos incendios son muestra de la problemática medioambiental a nivel mundial, también han dado cuenta de la ola de inseguridad que se vive en nuestro estado. Las y los brigadistas que acudieron al combate a estos siniestros han recibido amenazas por parte de grupos de talamontes, quienes, de acuerdo con denuncias, han realizado disparos con armas de fuego para amenazar a quienes se encuentran combatiendo los incendios.

Hay que recordar que los esfuerzos humanos son fundamentales para que se pueda hacer frente al fuego. Es preocupante que, aún tratándose de acciones de rescate para nuestro estado, los grupos delincuenciales continúan afectando a las y los morelenses. Esto da cuenta de la grave situación de inseguridad que se vive en Morelos. Es urgente, como he señalado anteriormente, que el gobierno actúe a la brevedad, con estrategia y de manera eficaz.

Estas problemáticas son señal de alerta para Morelos y se desarrollan dentro de un contexto en el que las autoridades locales no están a la altura de las circunstancias. Preocupa, también, el crecimiento de los problemas medioambientales durante los últimos años, que deterioran las riquezas naturales de nuestro estado. Asimismo, es sumamente grave que las y los brigadistas que están dispuestos a entregar su esfuerzo e integridad para combatir los siniestros sean víctimas de amenazas por parte de talamontes.

Morelos se encuentra, sin lugar a duda, en un punto crítico. La bola de nieve de problemas que esta administración estatal ha sido incapaz de resolver agudiza gravemente las nuevas problemáticas que enfrentamos y multiplica el número de víctimas. Esto no puede seguir así.


Senadora por Morelos

Redes sociales: @LuciaMezaGzm

ÚLTIMASCOLUMNAS
martes 30 de marzo de 2021

Población en riesgo

Lucía Meza

domingo 21 de marzo de 2021

Caos y desorganización

Lucía Meza

lunes 15 de marzo de 2021

Seguimos avanzando

Lucía Meza

domingo 07 de marzo de 2021

En pie de lucha

Lucía Meza

domingo 28 de febrero de 2021

Hermandad latinoamericana

Lucía Meza

domingo 14 de febrero de 2021

Ingobernabilidad en Morelos

Lucía Meza

Cargar Más