/ domingo 18 de abril de 2021

Hacer campaña en pandemia

El día de hoy, 19 de abril, arrancan las campañas para el proceso electoral 2021. Bajo una lógica de optimización de recursos se tomó la decisión de hacer concurrir todos los procesos electorales del país en una sola fecha cada tres años.

En esta ocasión se llevará a cabo la elección de 21 mil puestos de elección popular con la la participación de 93 millones de electores el próximo 6 de junio. La elección federal coordinada por el INE comprende 500 Diputaciones así como la extraordinaria de una Senaduría. De manera concurrente el INE, a través de los institutos electorales estatales, coordinará la elección de 15 Gubernaturas, 30 Congresos locales y todas las alcaldías en 30 estados.

En previsión al riesgo inherente al despliegue de centenas de miles de candidatos, promotores del voto, capacitadores, funcionarios de casilla y observadores, los institutos electorales estatales debieron haber emitido ya los lineamientos bajos los cuales los partidos y ellos mismos deberán operar durante el proceso electoral.

La emisión de medidas preventivas dirigidas a la mitigación del riesgo de contagio presenta una condición de extrema vulnerabilidad para el Estado Mexicano. Si son muy permisivas, no solamente no aportarán para reducir el número de casos, hospitalizaciones y muertes, sino que podrían inclusive acelerarlo por el repunte en el número de contactos entre personas.

Por otro lado, si son demasiado restrictivas, se podrían interpretar como una intención de afectar el correcto proceso electoral desde una posición de autoridad.

El Protocolo de seguridad sanitaria para la realización de actividade de campaña emitido por el Instituto Morelense de Proceso Electorales y Participación Ciudadana IMPEPAC el pasado 12 de marzo contiene una serie de directrices cuya utilidad comentaremos aqui.

Algunas directrices tienen sentido sanitario como son minimizar el número de personal pariticpante y la garantía de que exista espacio y ventilación adecuada en los eventos, así como evitar el manejo de alimentos. Se menciona que el uso de cubrebocas será obligatorio para todos los participantes en los evento aunque hubiera sido importante enfatizar que los candidatos y candidatas no estarán exentos de esta obligación. Existe abundante evidencia fotográfica de que no lo los usaron durante las precampañas.

Otras directrices son inútiles, costosas y desgastantes, como la instalación de filtros en el acceso a lugares de eventos donde se aplicaría un cuestionario de dudoso beneficio. Sabemos también que carece de utilidad el uso de arcos o tapetes sanitizantes, así como la medición de temperatura, menos aún si es en el cuello o la mano. Igualmente, el énfasis en la higiene de superficies o la obligación de poner a disposición de los participates gel sanitizante carece de sentido si no se insta de manera explícita a evitar el contacto físico entre personas, saludos de mano, besos y abrazos.

Finalmente, no se obliga a los partidos a informar al IMPEPAC de casos detectados de COVID-19 entre su personal y voluntarios con lo que se le ata de manos en la emisión de información vital para la ciudadanía.

Que el proceso electoral será de alto impacto para el curso de la pandemia no hay ninguna duda. Todavía no habían comenzado las campañas y ya se informaba del fallecimiento de cinco candidatos por COVID-19 en Morelos, así como de periodistas y reporteros, sector que ni siquiera se menciona en el Protocolo. Los equipos de campaña, de no ser estrictamente responsables, pueden volverse por su movilidad vectores para la transmisión del virus entre la población.

Posiblemente los candidatos más pudientes ya hayan viajado al extranjero para recibir la vacuna pero es importante recalcar que inclusive las personas vacunadas siguen expuestas al contagio y pueden contagiar a otras personas.

Recordemos que estamos en medio de una pandemia de magnitudes inentendibles todavía y que estamos muy lejos de contar con la inmunidad colectiva mínima indispensable para que la movilización de más de un millón de personas el próximo 6 de junio en Morelos proceda de manera segura.

Votar es importante pero también nuestra salud y nuestra vida. Esperamos que los candidatos y candidatas reflexionen sobre su responsabilidad durante el proceso y se alíen con la ciudadanía para protegernos entre todos.


Información adicional de éste y otros temas de interés visiten http://reivindicandoapluton.blogspot.mx o https://www.facebook.com/BValderramaB/

El día de hoy, 19 de abril, arrancan las campañas para el proceso electoral 2021. Bajo una lógica de optimización de recursos se tomó la decisión de hacer concurrir todos los procesos electorales del país en una sola fecha cada tres años.

En esta ocasión se llevará a cabo la elección de 21 mil puestos de elección popular con la la participación de 93 millones de electores el próximo 6 de junio. La elección federal coordinada por el INE comprende 500 Diputaciones así como la extraordinaria de una Senaduría. De manera concurrente el INE, a través de los institutos electorales estatales, coordinará la elección de 15 Gubernaturas, 30 Congresos locales y todas las alcaldías en 30 estados.

En previsión al riesgo inherente al despliegue de centenas de miles de candidatos, promotores del voto, capacitadores, funcionarios de casilla y observadores, los institutos electorales estatales debieron haber emitido ya los lineamientos bajos los cuales los partidos y ellos mismos deberán operar durante el proceso electoral.

La emisión de medidas preventivas dirigidas a la mitigación del riesgo de contagio presenta una condición de extrema vulnerabilidad para el Estado Mexicano. Si son muy permisivas, no solamente no aportarán para reducir el número de casos, hospitalizaciones y muertes, sino que podrían inclusive acelerarlo por el repunte en el número de contactos entre personas.

Por otro lado, si son demasiado restrictivas, se podrían interpretar como una intención de afectar el correcto proceso electoral desde una posición de autoridad.

El Protocolo de seguridad sanitaria para la realización de actividade de campaña emitido por el Instituto Morelense de Proceso Electorales y Participación Ciudadana IMPEPAC el pasado 12 de marzo contiene una serie de directrices cuya utilidad comentaremos aqui.

Algunas directrices tienen sentido sanitario como son minimizar el número de personal pariticpante y la garantía de que exista espacio y ventilación adecuada en los eventos, así como evitar el manejo de alimentos. Se menciona que el uso de cubrebocas será obligatorio para todos los participantes en los evento aunque hubiera sido importante enfatizar que los candidatos y candidatas no estarán exentos de esta obligación. Existe abundante evidencia fotográfica de que no lo los usaron durante las precampañas.

Otras directrices son inútiles, costosas y desgastantes, como la instalación de filtros en el acceso a lugares de eventos donde se aplicaría un cuestionario de dudoso beneficio. Sabemos también que carece de utilidad el uso de arcos o tapetes sanitizantes, así como la medición de temperatura, menos aún si es en el cuello o la mano. Igualmente, el énfasis en la higiene de superficies o la obligación de poner a disposición de los participates gel sanitizante carece de sentido si no se insta de manera explícita a evitar el contacto físico entre personas, saludos de mano, besos y abrazos.

Finalmente, no se obliga a los partidos a informar al IMPEPAC de casos detectados de COVID-19 entre su personal y voluntarios con lo que se le ata de manos en la emisión de información vital para la ciudadanía.

Que el proceso electoral será de alto impacto para el curso de la pandemia no hay ninguna duda. Todavía no habían comenzado las campañas y ya se informaba del fallecimiento de cinco candidatos por COVID-19 en Morelos, así como de periodistas y reporteros, sector que ni siquiera se menciona en el Protocolo. Los equipos de campaña, de no ser estrictamente responsables, pueden volverse por su movilidad vectores para la transmisión del virus entre la población.

Posiblemente los candidatos más pudientes ya hayan viajado al extranjero para recibir la vacuna pero es importante recalcar que inclusive las personas vacunadas siguen expuestas al contagio y pueden contagiar a otras personas.

Recordemos que estamos en medio de una pandemia de magnitudes inentendibles todavía y que estamos muy lejos de contar con la inmunidad colectiva mínima indispensable para que la movilización de más de un millón de personas el próximo 6 de junio en Morelos proceda de manera segura.

Votar es importante pero también nuestra salud y nuestra vida. Esperamos que los candidatos y candidatas reflexionen sobre su responsabilidad durante el proceso y se alíen con la ciudadanía para protegernos entre todos.


Información adicional de éste y otros temas de interés visiten http://reivindicandoapluton.blogspot.mx o https://www.facebook.com/BValderramaB/

ÚLTIMASCOLUMNAS
domingo 18 de julio de 2021

Y la ola (delta) va

Reivindicando a Plutón

Brenda Valderrama

domingo 11 de julio de 2021

Fármacos de precisión contra Covid-19

Reivindicando a Plutón

Brenda Valderrama

domingo 04 de julio de 2021

¿Podremos domar la tercera ola de la pandemia?

Reivindicando a Plutón

Brenda Valderrama

domingo 27 de junio de 2021

Cambio de paradigma

Reivindicando a Plutón

Brenda Valderrama

domingo 20 de junio de 2021

La danza de las variantes

Reivindicando a Plutón

Brenda Valderrama

domingo 13 de junio de 2021

Sobre las olas

Brenda Valderrama

Cargar Más