/ miércoles 11 de agosto de 2021

Fiscal

“Los representantes de la sociedad civil” de la era moderna tienen su origen ni más ni menos que en el derecho francés, para ser más claro en la gesta heroica de la toma de la Bastilla, me refiero a la revolución francesa de 1789, de donde nacieron los principios de: “Libertad, Igualdad, Fraternidad”, fue en la Europa Continental, en la región gala para ser exacto donde en esa época nació “el acusador público” que por cierto era electo por el voto libre y directo de los franceses.

En la etapa contemporánea muchos procuradores de justicia se me pueden venir a la mente, pero yo siempre me quedo con el gran abogado que confrontó al mafioso Jimmy Hoffa, me refiero a Robert Francis Kennedy, “Bobby”, el hermano del expresidente de los Estados Unidos, John Fitzgerald Kennedy, ambos como se sabe asesinados artera y cobardemente; el primero en Los Ángeles, California y el segundo en Dallas, Texas.

En México, juristas de un excelso nivel han estado al frente de la “Representación Social”, federal, que al día de hoy mutó hacía una fiscalía de carácter independiente que dirige el prestigiado, pero a últimas fechas polémico, me refiero al abogado Alejandro Gertz Manero, por cierto, me comentaron dos ilustres abogados morelenses, que el nacido en la hoy CDMX, antes D.F. conoce a cabalidad el ya ni tan nuevo procedimiento oral y adversarial en materia penal.

En Morelos también se cuenta al día de hoy con una “Representación Social” de carácter autónoma, por cierto, el que esto escribe le tocó como Diputado Local, al Congreso de Morelos, la primera reforma que dotó de independencia a la fiscalía; aquí también ilustres abogados, políticos y servidores públicos han estado al frente de la compleja oficina que procura justicia, nombres como los de: David Jiménez González, José Castillo Pombo, José Francisco Coronato Rodríguez y hasta José Luis Urióstegui Salgado han procurado justicia en Morelos.

Pero al día de hoy quien esta al frente de la Fiscalía de Morelos, es el jurista Uriel Carmona Gándara, formado en el Derecho Penal, lo mismo en el fuero común que en el federal, administrando y procurando justicia; el abogado morelense “cuernavaco de toda la vida”; a enfrentado una insulsa, pusilánime e imberbe embestida del Gobierno de Morelos, donde hasta el inexperto Gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo, declaró falazmente en su contra y se le magnificó el desafortunado incidente con sus escoltas.

Pero el traidor se olvidó como siempre de que fue también una suspensión provisional que no definitiva del Honorable Poder Judicial de la Federación, lo que lo sostuvo como presidente municipal de Cuernavaca, Morelos, cuando todos sabemos que nunca contó con la residencia de Ley, en este caso aplicó el dicho popular que dice más o menos así: “los carniceros de hoy serán las reses del mañana” y lo que falta amable lectora y lector.

“Los representantes de la sociedad civil” de la era moderna tienen su origen ni más ni menos que en el derecho francés, para ser más claro en la gesta heroica de la toma de la Bastilla, me refiero a la revolución francesa de 1789, de donde nacieron los principios de: “Libertad, Igualdad, Fraternidad”, fue en la Europa Continental, en la región gala para ser exacto donde en esa época nació “el acusador público” que por cierto era electo por el voto libre y directo de los franceses.

En la etapa contemporánea muchos procuradores de justicia se me pueden venir a la mente, pero yo siempre me quedo con el gran abogado que confrontó al mafioso Jimmy Hoffa, me refiero a Robert Francis Kennedy, “Bobby”, el hermano del expresidente de los Estados Unidos, John Fitzgerald Kennedy, ambos como se sabe asesinados artera y cobardemente; el primero en Los Ángeles, California y el segundo en Dallas, Texas.

En México, juristas de un excelso nivel han estado al frente de la “Representación Social”, federal, que al día de hoy mutó hacía una fiscalía de carácter independiente que dirige el prestigiado, pero a últimas fechas polémico, me refiero al abogado Alejandro Gertz Manero, por cierto, me comentaron dos ilustres abogados morelenses, que el nacido en la hoy CDMX, antes D.F. conoce a cabalidad el ya ni tan nuevo procedimiento oral y adversarial en materia penal.

En Morelos también se cuenta al día de hoy con una “Representación Social” de carácter autónoma, por cierto, el que esto escribe le tocó como Diputado Local, al Congreso de Morelos, la primera reforma que dotó de independencia a la fiscalía; aquí también ilustres abogados, políticos y servidores públicos han estado al frente de la compleja oficina que procura justicia, nombres como los de: David Jiménez González, José Castillo Pombo, José Francisco Coronato Rodríguez y hasta José Luis Urióstegui Salgado han procurado justicia en Morelos.

Pero al día de hoy quien esta al frente de la Fiscalía de Morelos, es el jurista Uriel Carmona Gándara, formado en el Derecho Penal, lo mismo en el fuero común que en el federal, administrando y procurando justicia; el abogado morelense “cuernavaco de toda la vida”; a enfrentado una insulsa, pusilánime e imberbe embestida del Gobierno de Morelos, donde hasta el inexperto Gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo, declaró falazmente en su contra y se le magnificó el desafortunado incidente con sus escoltas.

Pero el traidor se olvidó como siempre de que fue también una suspensión provisional que no definitiva del Honorable Poder Judicial de la Federación, lo que lo sostuvo como presidente municipal de Cuernavaca, Morelos, cuando todos sabemos que nunca contó con la residencia de Ley, en este caso aplicó el dicho popular que dice más o menos así: “los carniceros de hoy serán las reses del mañana” y lo que falta amable lectora y lector.