/ domingo 11 de julio de 2021

Fármacos de precisión contra Covid-19

Covid-19 se caracteriza por la diversidad de síntomas que puede generar, desde asintomáticos hasta formas graves de la enfermedad y muerte. El cuadro inicial de vulnerabilidades, ser hombre, presentar sobrepeso y tener edad avanzada, no alcanza a explicar la diversidad de síntomas ni tampoco la severidad en aquellos susceptibles.

Para profundizar sobre las características genéticas asociadas a la enfermedad se conformó un consorcio multinacional de investigadores dedicado al análisis genético de susceptibilidad a la enfermedad Covid-19 (Covid-19 host genetics initiative). Por México colaboran los Dres. Daniel Marrero-Rodriguez, Keiko Taniguchi-Ponciano y Moises Mercado-Atri, del Instituto Mexicano del Seguro Social, así como los Dres. Teresa Tusie, Carlos Aguilar, Alfredo Ponce de León y José Sifuentes Osornio de la Universidad Nacional Autónoma de México.

La primera publicación del consorcio se concretó hace unos días en la revista Nature y presenta los resultados del análisis de datos genómicos de 49,562 pacientes Covid-19 provenientes de 46 estudios realizados en 19 países.

Este análisis reporta resultados de poblaciones de ascendencia europea, americana mixta, africana, del medio oriente, del sureste asiático y del lejano oriente, en ese orden de prevalencia, distribuidos en tres diferentes grupos: infección confirmada por SARS-CoV-2, hospitalizado por Covid-19 y enfermos críticos por Covid-19 que incluye decesos.

Los resultados son prometedores con la identificación de trece loci genéticos asociados de manera significativa con la enfermedad en cualquiera de sus manifestaciones. Un locus (loci en plural) identifica un lugar específico donde se localiza o se presenta algo. Puede referirse a un lugar del cuerpo (por ejemplo, un punto de acupuntura) o al lugar de un cromosoma donde se encuentra un gen específico. Para este estudio se usa la segunda acepción, siendo un locus genético un punto en un cromosoma asociado a una característica. Los trece loci mencionados están localizados en ocho cromosomas diferentes, ninguno de ellos sexuales.

Siete de los trece loci se encuentran asociados a más de un grupo mientras que seis lo están con un solo grupo. De ellos, solo un locus resultó asociado exclusivamente a la forma crítica de la enfermedad. Para los enfermos críticos se identificaron seis loci, nueve para enfermos hospitalizados y siete para infectados confirmados.

¿Cómo nos puede ayudar esta información a prevenir la infección y a tratar la enfermedad? Para responder esta pregunta se realizaron una serie de análisis estadísticos buscando asociar los marcadores genéticos con factores de riesgo, biomarcadores y condiciones preexistentes de vulnerabilidad.

Dentro de los riesgos, se consolida la obesidad como el principal factor para los tres grupos seguido por el consumo de cigarros y la afición al riesgo. Entre los biomarcadores destaca la presencia de Proteína C Reactiva así como altos niveles de colesterol y triglicéridos. Entre las condiciones preexistentes se identifican diabetes, Parkinson y padecimientos coronarios o infartos junto con enfermedades de origen inmunológico como lupus o artritis reumatoide, aunque con menos contundencia. De manera importante se encuentra una clara asociación con desórdenes de hiperactividad, algo que no se había presentado hasta el momento.

Cabe hacer notar que dos de los trece loci solo pudieron ser identificados en poblaciones asiáticas lo que nos dice que posiblemente se encuentren variaciones en diferentes grupos étnicos. En esta entrega no se incluyeron estudios de población mexicana pero la colaboración sigue en curso y esperamos que pronto tengamos información específica para nosotros.

A partir de esta información los investigadores tienen mejores herramientas para el desarrollo de fármacos de precisión. Una situación que esperamos ayude a erradicar de una vez y por todas la proliferación de productos milagro los cuales en lugar de ayudar, incrementan el riesgo de las personas durante la pandemia.


Para información adicional de éste y otros temas de interés visiten:
Reivindicando a Plutón o Brenda Valderrama en Facebook

Covid-19 se caracteriza por la diversidad de síntomas que puede generar, desde asintomáticos hasta formas graves de la enfermedad y muerte. El cuadro inicial de vulnerabilidades, ser hombre, presentar sobrepeso y tener edad avanzada, no alcanza a explicar la diversidad de síntomas ni tampoco la severidad en aquellos susceptibles.

Para profundizar sobre las características genéticas asociadas a la enfermedad se conformó un consorcio multinacional de investigadores dedicado al análisis genético de susceptibilidad a la enfermedad Covid-19 (Covid-19 host genetics initiative). Por México colaboran los Dres. Daniel Marrero-Rodriguez, Keiko Taniguchi-Ponciano y Moises Mercado-Atri, del Instituto Mexicano del Seguro Social, así como los Dres. Teresa Tusie, Carlos Aguilar, Alfredo Ponce de León y José Sifuentes Osornio de la Universidad Nacional Autónoma de México.

La primera publicación del consorcio se concretó hace unos días en la revista Nature y presenta los resultados del análisis de datos genómicos de 49,562 pacientes Covid-19 provenientes de 46 estudios realizados en 19 países.

Este análisis reporta resultados de poblaciones de ascendencia europea, americana mixta, africana, del medio oriente, del sureste asiático y del lejano oriente, en ese orden de prevalencia, distribuidos en tres diferentes grupos: infección confirmada por SARS-CoV-2, hospitalizado por Covid-19 y enfermos críticos por Covid-19 que incluye decesos.

Los resultados son prometedores con la identificación de trece loci genéticos asociados de manera significativa con la enfermedad en cualquiera de sus manifestaciones. Un locus (loci en plural) identifica un lugar específico donde se localiza o se presenta algo. Puede referirse a un lugar del cuerpo (por ejemplo, un punto de acupuntura) o al lugar de un cromosoma donde se encuentra un gen específico. Para este estudio se usa la segunda acepción, siendo un locus genético un punto en un cromosoma asociado a una característica. Los trece loci mencionados están localizados en ocho cromosomas diferentes, ninguno de ellos sexuales.

Siete de los trece loci se encuentran asociados a más de un grupo mientras que seis lo están con un solo grupo. De ellos, solo un locus resultó asociado exclusivamente a la forma crítica de la enfermedad. Para los enfermos críticos se identificaron seis loci, nueve para enfermos hospitalizados y siete para infectados confirmados.

¿Cómo nos puede ayudar esta información a prevenir la infección y a tratar la enfermedad? Para responder esta pregunta se realizaron una serie de análisis estadísticos buscando asociar los marcadores genéticos con factores de riesgo, biomarcadores y condiciones preexistentes de vulnerabilidad.

Dentro de los riesgos, se consolida la obesidad como el principal factor para los tres grupos seguido por el consumo de cigarros y la afición al riesgo. Entre los biomarcadores destaca la presencia de Proteína C Reactiva así como altos niveles de colesterol y triglicéridos. Entre las condiciones preexistentes se identifican diabetes, Parkinson y padecimientos coronarios o infartos junto con enfermedades de origen inmunológico como lupus o artritis reumatoide, aunque con menos contundencia. De manera importante se encuentra una clara asociación con desórdenes de hiperactividad, algo que no se había presentado hasta el momento.

Cabe hacer notar que dos de los trece loci solo pudieron ser identificados en poblaciones asiáticas lo que nos dice que posiblemente se encuentren variaciones en diferentes grupos étnicos. En esta entrega no se incluyeron estudios de población mexicana pero la colaboración sigue en curso y esperamos que pronto tengamos información específica para nosotros.

A partir de esta información los investigadores tienen mejores herramientas para el desarrollo de fármacos de precisión. Una situación que esperamos ayude a erradicar de una vez y por todas la proliferación de productos milagro los cuales en lugar de ayudar, incrementan el riesgo de las personas durante la pandemia.


Para información adicional de éste y otros temas de interés visiten:
Reivindicando a Plutón o Brenda Valderrama en Facebook

ÚLTIMASCOLUMNAS
domingo 26 de septiembre de 2021

Los daños colaterales

Reivindicando a Plutón

Brenda Valderrama

domingo 19 de septiembre de 2021

El derecho humano a la salud durante una pandemia

Reivindicando a Plutón

Brenda Valderrama

domingo 12 de septiembre de 2021

Sobre el origen natural del virus SARS-CoV-2

Reivindicando a Plutón

Brenda Valderrama

domingo 05 de septiembre de 2021

Obesidad infantil y Covid-19, una combinación peligrosa

Reivindicando a Plutón

Brenda Valderrama

domingo 29 de agosto de 2021

Coronavirus, un viejo conocido

Reivindicando a Plutón

Brenda Valderrama

domingo 22 de agosto de 2021

Las debilidades del modelo al desnudo

Reivindicando a Plutón

Brenda Valderrama

domingo 15 de agosto de 2021

La crisis sanitaria en Cuba

Reivindicando a Plutón

Brenda Valderrama

domingo 08 de agosto de 2021

Morir en casa

Reivindicando a Plutón

Brenda Valderrama

domingo 01 de agosto de 2021

La guerra ha cambiado

Reivindicando a Plutón

Brenda Valderrama

domingo 25 de julio de 2021

Reiterando el llamado

Reinvindicando a Plutón

Brenda Valderrama

Cargar Más