/ lunes 5 de abril de 2021

Érase una vez un árbitro que no tenía var

La terrible pandemia que tiene asolado a nuestro país ya tiene acompañante en los titulares de la prensa, el proceso electoral 2021 llega a su parte más álgida, el pasado domingo dieron inicio las campañas con miras a las votaciones del 6 de Junio, de acuerdo con el INE será un proceso histórico y sin precedentes por 500 cargos federales, 20 mil 868 locales con 15 gubernaturas pero ¿cuál es la razón por la cual se ha otorgado a los comicios de este año el adjetivo de históricos?

Cuestionamiento con más de una respuesta, hay quien dirá, se debe a la cifra récord de cargos públicos en disputa, para otros una probable mayor convocatoria (si la epidemia y la inmovilidad social no determinan otra cosa) pues el padrón llega este año con un aumento exponencial y un registro de 94 mil 999 según corte realizado el 5 de Marzo del presente año, eso significará también mayor participación de las mujeres, tanto al ser elegidas como al votar ya que representan al menos el 52% de ese padrón.

Sin embargo creo que al estatus de “histórico” se le pueden agregar otras causales; es un proceso sui generis, Gobierno e INE llegan enfrentados; las causas pueden ser muchas, tal vez lo puesto en juego, las filias y hasta las fobias pero el caso es que el encono existe y persiste.

Lorenzo Córdova Vianello, consejero presidente del INE, quien por cierto recientemente se declaró de simpatía izquierdista (revelación dada pero no solicitada) hasta levanta más suspicacia de la que intenta evitar, menciona también la conocida afinidad entre el titular del ejecutivo y su difunto padre, el intelectual de izquierda Arnaldo Córdova, lo anterior en extraño afán de mostrar nada en contra de López Obrador, incluso se compara con un árbitro de fútbol quien dirige un juego y está situado por encima de los jugadores, para cual alude a Eduardo Galeano en su ensayo “El Fútbol a Sol y Sombra”.

Y sin embargo, se mueve, tal vez eso queda por decir ante la negada pero evidente rivalidad entre ambos actores políticos, el Presidente de México se ocupa un día sí y otro también en señalar al INE como un órgano parcial y con intereses creados desde el neoliberalismo mientras el Presidente del INE afirma que no se dejará intimidar (cosa que esperemos de verdad cumpla) aunque debería enarbolar su imparcialidad con más vehemencia.

El cielo presagia tormenta, los candidatos llegan o se atoran en medio de situaciones que rayan en el escándalo, cuarenta y nueve candidaturas de MORENA fueron “bajadas” por no cumplir con los informes de ingresos y gastos entre otras causas, entre los afectados se encuentra el “Toro sin cerca” Félix Salgado Macedonio, quien tiene las acusaciones por delitos sexuales y ahora piede al momento nominación por omisiones administrativas en ironías de la política; sancionado de forma similar Raúl Morón, abanderado de MORENA para gobernar Michoacán, en ambos casos los ahora ex candidatos llevaban ventajas en las preferencias electorales en sus respectivas Entidades.

Otra candidata que también encabeza encuestas pero que no recibió el mismo trato que los morenistas es la panista Maru Campos, la alcaldesa con licencia para ser Gobernadora de Chihuahua, vinculada a proceso por el delito de cohecho, acusada de recibir 10 millones de pesos de manos del entonces gobernador Cesar Duarte cuando ella era diputada local, haber estado en la nómina secreta Duartista, pero el árbitro avaló su candidatura el pasado viernes.

Algo innegable es lo trascedente de estas elecciones, por eso todos los ex Presidentes vivos (salvo Luis Echeverría) se han metido con ideas y huestes al escenario político, todos tienen algo que opinar pero poco por explicar, el pasado es pasado, el asunto es que la 4T apostará todo el proyecto en una sola mano, según Oraculus, el partido en el poder podría hacerse de 9 de las 15 gubernaturas en disputa, eso es importante si consideramos que fortalece las estructuras regionales, pero lo vital está en el congreso, ahí es donde se librará la batalla de continuidad al proyecto López Obradorista o lo detendrá en seco.

En esta ocasión las intermedias federales significan todo para todos los partidos, cierto es en el pasado tenían su importancia, pero los acuerdos partidistas eran visibles y la armonía no se le derrumbaba al mandatario en turno, hoy se trata de proyectos antagónicos, no hay malos ni buenos, hay políticos con ideas diferentes, en este juego de futbol el trofeo es nuestro futuro inmediato, Córdova Vianello se proclama el imparcial árbitro de fútbol, pero tomando en cuenta sus garrafales errores en anteriores partidos pitados, la historia podría iniciar así: Érase una vez un árbitro que no tenía VAR.

La terrible pandemia que tiene asolado a nuestro país ya tiene acompañante en los titulares de la prensa, el proceso electoral 2021 llega a su parte más álgida, el pasado domingo dieron inicio las campañas con miras a las votaciones del 6 de Junio, de acuerdo con el INE será un proceso histórico y sin precedentes por 500 cargos federales, 20 mil 868 locales con 15 gubernaturas pero ¿cuál es la razón por la cual se ha otorgado a los comicios de este año el adjetivo de históricos?

Cuestionamiento con más de una respuesta, hay quien dirá, se debe a la cifra récord de cargos públicos en disputa, para otros una probable mayor convocatoria (si la epidemia y la inmovilidad social no determinan otra cosa) pues el padrón llega este año con un aumento exponencial y un registro de 94 mil 999 según corte realizado el 5 de Marzo del presente año, eso significará también mayor participación de las mujeres, tanto al ser elegidas como al votar ya que representan al menos el 52% de ese padrón.

Sin embargo creo que al estatus de “histórico” se le pueden agregar otras causales; es un proceso sui generis, Gobierno e INE llegan enfrentados; las causas pueden ser muchas, tal vez lo puesto en juego, las filias y hasta las fobias pero el caso es que el encono existe y persiste.

Lorenzo Córdova Vianello, consejero presidente del INE, quien por cierto recientemente se declaró de simpatía izquierdista (revelación dada pero no solicitada) hasta levanta más suspicacia de la que intenta evitar, menciona también la conocida afinidad entre el titular del ejecutivo y su difunto padre, el intelectual de izquierda Arnaldo Córdova, lo anterior en extraño afán de mostrar nada en contra de López Obrador, incluso se compara con un árbitro de fútbol quien dirige un juego y está situado por encima de los jugadores, para cual alude a Eduardo Galeano en su ensayo “El Fútbol a Sol y Sombra”.

Y sin embargo, se mueve, tal vez eso queda por decir ante la negada pero evidente rivalidad entre ambos actores políticos, el Presidente de México se ocupa un día sí y otro también en señalar al INE como un órgano parcial y con intereses creados desde el neoliberalismo mientras el Presidente del INE afirma que no se dejará intimidar (cosa que esperemos de verdad cumpla) aunque debería enarbolar su imparcialidad con más vehemencia.

El cielo presagia tormenta, los candidatos llegan o se atoran en medio de situaciones que rayan en el escándalo, cuarenta y nueve candidaturas de MORENA fueron “bajadas” por no cumplir con los informes de ingresos y gastos entre otras causas, entre los afectados se encuentra el “Toro sin cerca” Félix Salgado Macedonio, quien tiene las acusaciones por delitos sexuales y ahora piede al momento nominación por omisiones administrativas en ironías de la política; sancionado de forma similar Raúl Morón, abanderado de MORENA para gobernar Michoacán, en ambos casos los ahora ex candidatos llevaban ventajas en las preferencias electorales en sus respectivas Entidades.

Otra candidata que también encabeza encuestas pero que no recibió el mismo trato que los morenistas es la panista Maru Campos, la alcaldesa con licencia para ser Gobernadora de Chihuahua, vinculada a proceso por el delito de cohecho, acusada de recibir 10 millones de pesos de manos del entonces gobernador Cesar Duarte cuando ella era diputada local, haber estado en la nómina secreta Duartista, pero el árbitro avaló su candidatura el pasado viernes.

Algo innegable es lo trascedente de estas elecciones, por eso todos los ex Presidentes vivos (salvo Luis Echeverría) se han metido con ideas y huestes al escenario político, todos tienen algo que opinar pero poco por explicar, el pasado es pasado, el asunto es que la 4T apostará todo el proyecto en una sola mano, según Oraculus, el partido en el poder podría hacerse de 9 de las 15 gubernaturas en disputa, eso es importante si consideramos que fortalece las estructuras regionales, pero lo vital está en el congreso, ahí es donde se librará la batalla de continuidad al proyecto López Obradorista o lo detendrá en seco.

En esta ocasión las intermedias federales significan todo para todos los partidos, cierto es en el pasado tenían su importancia, pero los acuerdos partidistas eran visibles y la armonía no se le derrumbaba al mandatario en turno, hoy se trata de proyectos antagónicos, no hay malos ni buenos, hay políticos con ideas diferentes, en este juego de futbol el trofeo es nuestro futuro inmediato, Córdova Vianello se proclama el imparcial árbitro de fútbol, pero tomando en cuenta sus garrafales errores en anteriores partidos pitados, la historia podría iniciar así: Érase una vez un árbitro que no tenía VAR.

ÚLTIMASCOLUMNAS