/ lunes 8 de febrero de 2021

Elecciones competitivas

Las elecciones no son el único medio para evaluar a los representantes, a los gobiernos, sobre todo si la sociedad echa mano de la evaluación del desempeño de instituciones democráticas que tienen su propio peso específico, cuya misión es alcanzar el equilibrio y la revisión recíproca del desempeño. Esto aplica en los cargos y poderes sujetos a elección, pero no en la rama judicial.

La crisis de representación y la de las democracias, que arrastramos ya durante décadas, sigue siendo vista con pesimismo, porque las élites políticas determinan tanto el diseño institucional como el legal, siempre partiendo de su propio beneficio.

Seguimos enfrentados con la necesidad de conocer lo que hace el gobierno –la transparencia- y seguimos enfrentados con el muro del oscurantismo de los que nuestros representantes –tanto en el gobierno como en los congresos- dicen hacer en nuestro beneficio.

Uno de los más terribles males a los que nos enfrentamos, tanto en el caso de la representación como en el de la democracia, es la imposibilidad de evitar que las élites políticas influyan tanto el resultado de las elecciones como de las políticas gubernamentales, tomando decisiones de grupo bajo la argumentación de que ese es el beneficio de las mayorías.

Ese determinismo político ha sido trasladado incluso al terreno de lo electoral: de las elecciones competitivas y diferenciadas en la oferta tanto legislativa como de gobierno, pasamos a la misma agenda –con sus matices- de los distintos partidos políticos, como de sus candidatos. Bajo este esquema, la sociedad carece de opciones para elegir una verdadera representación y los mecanismos, leyes e instituciones que garanticen que se vive en una democracia.

En este contexto, sociedades enteras enfrentarían élites políticas que se turnan la representación y el poder a partir de su alianza para minar toda oferta diferente ante el electorado. Y más aún: derivan también en convertirse en aliados de los beneficios que otorga legislar y gobernar de espaldas a la sociedad, porque el costo político a pagar es mínimo: acaso perder el poder, pero para que gobierne el aliado, al cual le unen la corrupción y la impunidad.

En el caso México, el retraso en la creación de un sistema anticorrupción es responsabilidad de todos los partidos y actores políticos, porque de fondo a ninguno conviene, de lo que da testimonio la gestión AMLO que se benefició de esa narrativa. Y para hacer frente a ese compromiso contraído con la sociedad, a fin proyectar la idea de que se está cumpliendo, se aprueban legislaciones frágiles y se nombran funcionarios proclives al régimen político y de entre la misma élite política.

Por lo que toca a la decisión de que alguien gobierne de acuerdo a la sentencia de un tribunal electoral no parece ser del todo un ejercicio democrático, sino acaso mostraría que las instituciones funcionan para resolver controversias, cuando de antemano el resultado de las elecciones está en controversia.

No es, por tanto, nada sencillo llegar a la verdadera representación y mucho menos hacer realidad la democracia, lo mismo en países en transición política, que en aquellos que aparentemente tienen mayor experiencia en torno a la consolidación de su forma de democracia.

México tiene el reto de que prevalezcan las instituciones no obstante el personalismo del presidente, López Obrador y, la sociedad debe pugnar porque sigan celebrándose las elecciones de manera periódica y auténtica. Es verdad que se trata de una coyuntura crítica la que enfrenta el sistema político mexicano contemporáneo y al mismo tiempo es una muy valiosa oportunidad para restaurar el mosaico regional en la distribución del poder político y por tanto, robustecer nuestra democracia.

Facebook: Daniel Adame Osorio.

Instagram: @danieladameosorio.

Twitter: @Danieldao1

Las elecciones no son el único medio para evaluar a los representantes, a los gobiernos, sobre todo si la sociedad echa mano de la evaluación del desempeño de instituciones democráticas que tienen su propio peso específico, cuya misión es alcanzar el equilibrio y la revisión recíproca del desempeño. Esto aplica en los cargos y poderes sujetos a elección, pero no en la rama judicial.

La crisis de representación y la de las democracias, que arrastramos ya durante décadas, sigue siendo vista con pesimismo, porque las élites políticas determinan tanto el diseño institucional como el legal, siempre partiendo de su propio beneficio.

Seguimos enfrentados con la necesidad de conocer lo que hace el gobierno –la transparencia- y seguimos enfrentados con el muro del oscurantismo de los que nuestros representantes –tanto en el gobierno como en los congresos- dicen hacer en nuestro beneficio.

Uno de los más terribles males a los que nos enfrentamos, tanto en el caso de la representación como en el de la democracia, es la imposibilidad de evitar que las élites políticas influyan tanto el resultado de las elecciones como de las políticas gubernamentales, tomando decisiones de grupo bajo la argumentación de que ese es el beneficio de las mayorías.

Ese determinismo político ha sido trasladado incluso al terreno de lo electoral: de las elecciones competitivas y diferenciadas en la oferta tanto legislativa como de gobierno, pasamos a la misma agenda –con sus matices- de los distintos partidos políticos, como de sus candidatos. Bajo este esquema, la sociedad carece de opciones para elegir una verdadera representación y los mecanismos, leyes e instituciones que garanticen que se vive en una democracia.

En este contexto, sociedades enteras enfrentarían élites políticas que se turnan la representación y el poder a partir de su alianza para minar toda oferta diferente ante el electorado. Y más aún: derivan también en convertirse en aliados de los beneficios que otorga legislar y gobernar de espaldas a la sociedad, porque el costo político a pagar es mínimo: acaso perder el poder, pero para que gobierne el aliado, al cual le unen la corrupción y la impunidad.

En el caso México, el retraso en la creación de un sistema anticorrupción es responsabilidad de todos los partidos y actores políticos, porque de fondo a ninguno conviene, de lo que da testimonio la gestión AMLO que se benefició de esa narrativa. Y para hacer frente a ese compromiso contraído con la sociedad, a fin proyectar la idea de que se está cumpliendo, se aprueban legislaciones frágiles y se nombran funcionarios proclives al régimen político y de entre la misma élite política.

Por lo que toca a la decisión de que alguien gobierne de acuerdo a la sentencia de un tribunal electoral no parece ser del todo un ejercicio democrático, sino acaso mostraría que las instituciones funcionan para resolver controversias, cuando de antemano el resultado de las elecciones está en controversia.

No es, por tanto, nada sencillo llegar a la verdadera representación y mucho menos hacer realidad la democracia, lo mismo en países en transición política, que en aquellos que aparentemente tienen mayor experiencia en torno a la consolidación de su forma de democracia.

México tiene el reto de que prevalezcan las instituciones no obstante el personalismo del presidente, López Obrador y, la sociedad debe pugnar porque sigan celebrándose las elecciones de manera periódica y auténtica. Es verdad que se trata de una coyuntura crítica la que enfrenta el sistema político mexicano contemporáneo y al mismo tiempo es una muy valiosa oportunidad para restaurar el mosaico regional en la distribución del poder político y por tanto, robustecer nuestra democracia.

Facebook: Daniel Adame Osorio.

Instagram: @danieladameosorio.

Twitter: @Danieldao1

Local

En Cuernavaca continúa vacunación contra COVID-19 para personas rezagadas

Es Importante presentar el expediente de vacunación con el código QR; el módulo habilitado será el Hospital Militar SEDENA

Doble Vía

Comida casera es una mejor opción que la sopa instantánea

Los alimentos preparados en el hogar son una alternativa práctica y saludable para estudiantes y trabajadores de oficina

Cultura

[Extranjeros en Morelos] El napoleónico mariscal de Cuernavaca

Durante la intervención francesa, Achille Bazaine reconoció el valor estratégico de la ciudad mientras sus tropas eran derrotadas en otros sitios

Mundo

Muere el diputado británico David Amess tras ser apuñalado; investigan acto terrorista

Amess fue apuñalado al menos doce veces cuando atendía a los ciudadanos de su circunscripción en Essex, Inglaterra

Gossip

Artistas del mundo celebran con álbum el 25 aniversario Pokémon

Esta compilación fue lanzada este viernes en formato digital y en CD por Capitol Records

Gossip

El sello musical femenino Jueves presenta el sencillo "Bruja"

Desde el 14 de octubre el tema se encuentra disponible en todas las plataformas digitales

Gossip

Samantha Toreto debutará en el cine con la cinta "Cerdo"

La jovenactriz está muy emocionada por su incursión cinematrográfica al lado de artistas de talla internacional

Gossip

José Madero rememora su vida en el tema "Quince mil días"

El lanzamiento viene con un videoclip donde observamos a distintos personajes, todos ellos un guiño a distintas etapas en la vida del cantautor

Doble Vía

[Ocio] Los juegos infantiles se van quedando en el olvido

La serie El Juego del Calamar nos hace recordar los momentos que pasamos en nuestra niñez antes de que la tecnología llegara a nuestra vida