/ lunes 30 de noviembre de 2020

El recuento

A dos años de la llegada al poder y a unos minutos del mensaje de Andrés Manuel López Obrador, existen abundantes elementos objetos de análisis; las decisiones en política exterior; los megaproyectos de infraestructura, la política económica y recaudatoria; rescate petrolero; combate a la inseguridad; defensa de los derechos humanos; reformas en materia laboral; estrategia sanitaria ante la pandemia y el fortalecimiento del sistema todo el sistema de salud; un largo abanico para juzgar los avances o retrocesos de la actual administración, sin embargo decidí enfocarme en el estandarte del Lopezobradorismo desde su génesis: El combate a la corrupción y a la impunidad.

Alonso Ancira Elizondo, uno de los empresarios acaudalados y consentidos de anteriores administraciones fue detenido por la Interpol en mayo de 2019 en la isla española Palma de Mallorca; el gobierno mexicano solicitó una ficha para su captura por su presunto vínculo a los casos de corrupción que generó el escándalo Odebrecht y la compra de la planta chatarra del complejo petroquímico de Agro Nitrogenados, el congelamiento de las cuentas de su empresa Altos Hornos de México (AHMSA) fue considerado por algunos como un acto sin precedente, arbitrario y violatorio de todo derecho; así, pisando fuerte, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) empezaba a tener la notoriedad aspirada desde su creación y Santiago Nieto marcaba el inicio de su camino como el “Ángel Exterminador” de la llamada 4T. Ancira salió bajo fianza y se entregó nuevamente en España ante el acoso de las autoridades mexicanas resoplando en el cuello; ahora hay acuerdos para resarcir el daño al erario con la devolución de 200 mdd, lo cual parece ser la única salida para el empresario.

Siguió en la lista el flamante abogado de las más altas esferas de poder, Juan Ramón Collado, cercano a Enrique Peña Nieto, Carlos y Raúl Salinas de Gortari, Diego Fernández de Cevallos, Romero Deschamps entre otros, fue detenido en la CDMX por su probable responsabilidad en los delitos de fraude, delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita, el Reclusorio Norte ha sido su alojamiento desde hace más de un año.

Uno de los golpes más sonados fue la primera detención en la historia de una Ex Secretaria de Estado, Rosario Robles Berlanga, quien fue vinculada a proceso e ingresada al penal de Santa Martha Acatitla después de decretarle medidas cautelares de prisión preventiva, a pesar de insistir en falta de recursos económicos que pudieran servirle para sustraerse de la acción de la justicia, el desgaste lógico que los meses en prisión le han facturado, ha ido modificando la actitud soberbia inicial, se dice dispuesta a coadyuvar con las autoridades para aclarar el complejo esquema de desvío de recursos públicos conocido como “La Estafa Maestra”. En el cambio de estrategia, su defensa la ofrece como testigo colaboradora y aquí es donde los rumbos se redireccionan hacia Luis Videgaray y José Antonio Meade, del “No te preocupes Rosario” los antiguos amigos parecen pasar al “No me preocupes Rosario”, los caminos entre Peña y Videgaray parecen dividirse.

Emilio Lozoya es uno de los casos más polémicos para la 4T, nadie sabe dónde está pero es claro que en la cárcel no, el Ex Director de Pemex es piedra angular para obtener resultados en el combate a la corrupción, sus dichos no bastan y el criterio de oportunidad debe dar un resultado satisfactorio para la opinión pública y más aún para la justicia mexicana.

Concluimos nuestro recuento con Tomás Zerón, Emilio Zebadúa, César Duarte, Romero Deschamps y la papa caliente que representan Salvador Cienfuegos y Gerardo García Luna con una reciente solicitud de extradición, definitivamente significan el examen de admisión que la 4T presentará para ingresar a la historia o al olvido, la popularidad de Andrés Manuel López Obrador de acuerdo a las últimas encuestas refleja conexión sólida con sus votantes; pero hasta hoy, se trata de un amor incausado.

A dos años de la llegada al poder y a unos minutos del mensaje de Andrés Manuel López Obrador, existen abundantes elementos objetos de análisis; las decisiones en política exterior; los megaproyectos de infraestructura, la política económica y recaudatoria; rescate petrolero; combate a la inseguridad; defensa de los derechos humanos; reformas en materia laboral; estrategia sanitaria ante la pandemia y el fortalecimiento del sistema todo el sistema de salud; un largo abanico para juzgar los avances o retrocesos de la actual administración, sin embargo decidí enfocarme en el estandarte del Lopezobradorismo desde su génesis: El combate a la corrupción y a la impunidad.

Alonso Ancira Elizondo, uno de los empresarios acaudalados y consentidos de anteriores administraciones fue detenido por la Interpol en mayo de 2019 en la isla española Palma de Mallorca; el gobierno mexicano solicitó una ficha para su captura por su presunto vínculo a los casos de corrupción que generó el escándalo Odebrecht y la compra de la planta chatarra del complejo petroquímico de Agro Nitrogenados, el congelamiento de las cuentas de su empresa Altos Hornos de México (AHMSA) fue considerado por algunos como un acto sin precedente, arbitrario y violatorio de todo derecho; así, pisando fuerte, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) empezaba a tener la notoriedad aspirada desde su creación y Santiago Nieto marcaba el inicio de su camino como el “Ángel Exterminador” de la llamada 4T. Ancira salió bajo fianza y se entregó nuevamente en España ante el acoso de las autoridades mexicanas resoplando en el cuello; ahora hay acuerdos para resarcir el daño al erario con la devolución de 200 mdd, lo cual parece ser la única salida para el empresario.

Siguió en la lista el flamante abogado de las más altas esferas de poder, Juan Ramón Collado, cercano a Enrique Peña Nieto, Carlos y Raúl Salinas de Gortari, Diego Fernández de Cevallos, Romero Deschamps entre otros, fue detenido en la CDMX por su probable responsabilidad en los delitos de fraude, delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita, el Reclusorio Norte ha sido su alojamiento desde hace más de un año.

Uno de los golpes más sonados fue la primera detención en la historia de una Ex Secretaria de Estado, Rosario Robles Berlanga, quien fue vinculada a proceso e ingresada al penal de Santa Martha Acatitla después de decretarle medidas cautelares de prisión preventiva, a pesar de insistir en falta de recursos económicos que pudieran servirle para sustraerse de la acción de la justicia, el desgaste lógico que los meses en prisión le han facturado, ha ido modificando la actitud soberbia inicial, se dice dispuesta a coadyuvar con las autoridades para aclarar el complejo esquema de desvío de recursos públicos conocido como “La Estafa Maestra”. En el cambio de estrategia, su defensa la ofrece como testigo colaboradora y aquí es donde los rumbos se redireccionan hacia Luis Videgaray y José Antonio Meade, del “No te preocupes Rosario” los antiguos amigos parecen pasar al “No me preocupes Rosario”, los caminos entre Peña y Videgaray parecen dividirse.

Emilio Lozoya es uno de los casos más polémicos para la 4T, nadie sabe dónde está pero es claro que en la cárcel no, el Ex Director de Pemex es piedra angular para obtener resultados en el combate a la corrupción, sus dichos no bastan y el criterio de oportunidad debe dar un resultado satisfactorio para la opinión pública y más aún para la justicia mexicana.

Concluimos nuestro recuento con Tomás Zerón, Emilio Zebadúa, César Duarte, Romero Deschamps y la papa caliente que representan Salvador Cienfuegos y Gerardo García Luna con una reciente solicitud de extradición, definitivamente significan el examen de admisión que la 4T presentará para ingresar a la historia o al olvido, la popularidad de Andrés Manuel López Obrador de acuerdo a las últimas encuestas refleja conexión sólida con sus votantes; pero hasta hoy, se trata de un amor incausado.

ÚLTIMASCOLUMNAS