/ martes 13 de abril de 2021

El INE, parcial y antidemocrático

Es muy probable que cuando estas líneas vean la luz pública, el Instituto Nacional Electoral (INE) ya haya devuelto las candidaturas por Morena a gobernador de los estados de Guerrero y Michoacán, a Félix Salgado Macedonio y Raúl Morón, respectivamente, ambos despojados por una resolución que en general se ha considerado como parcial y exagerada.

Afirmamos lo anterior porque el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (mejor conocido como Trife) resolvió devolver el expediente para que el INE valore la sanción que impuso a los candidatos morenistas, resolución que implica que tales sanciones son exageradas, porque son las más fuertes dentro del catálogo de las que se pueden imponer dentro de la ley.

Como antecedente podemos citar la sanción impuesta a David Monreal en 2016, a quien se privó de la candidatura a gobernador de Zacatecas por la misma causa: no presentar a tiempo sus informes de precampaña. En aquella ocasión el Trife resolvió que la sanción era extrema, y sobre todo que priva al candidato de su derecho constitucional a votar y ser votado.

Por supuesto, la candidatura le fue devuelta. Hoy las sanciones contra los candidatos de Morena son más duras, ya que los candidatos de ambas entidades van encabezando las preferencias electorales, y al privarlos de ellas el INE está entregando ventajas de manera indirecta a los candidatos de los demás partidos, ya que las campañas debieron iniciarse desde el 4 de abril.

Hay que añadir que fueron sancionados además 25 candidatos a diputados federales; 6 a diputados locales y 16 a alcaldes en todo el país, suman 47 y todos son de Morena. Del resto de los partidos, solo fueron sancionados varios aspirantes de Redes Sociales Progresistas (RSP) y 1 del Movimiento por la Dignidad de Zacatecas (MDZ) partido local de aquella entidad. Y pare de contar. Hay que anotar que todos esos candidatos son de filiación obradorista.

De los demás partidos, no hay ningún candidato sancionado. En la opinión pública se comenta que los candidatos del PRIAN, del PRD y otros partidos se han convertido en personas escrupulosas, muy capaces y bien portadas, porque no cometieron ningún error en la entrega de sus informes, o si lo cometieron fue leve, de tal modo que ninguno de ellos ameritó sanción alguna. No cabe duda que los candidatos de la oposición han avanzado mucho en ese tema. Porque lo cierto es que no gozan de ningún prestigio en el seno del pueblo.

En el medio electoral se comenta que el INE les ha echado una manita a los candidatos de oposición, en dos sentidos: por una parte, los capacitó muy bien. Pero lo más probable es que haya manejado con cierta elasticidad los plazos de entrega de los informes, de tal modo que las apariencias queden a cubierto. Nada nuevo.

Las sanciones a quienes no presentaron sus informes de campaña fueron establecidas por el INE contra ambos candidatos a gobernador. En el caso de Raúl Morón, de Michoacán, el Trife estableció que este entregó su informe, pero lo hizo de manera extemporánea. Es probable que le impongan alguna otra sanción (multa, amonestación, etc) mientras el caso de Guerrero se contempla más complicado, porque no se presentó ningún informe de gastos.

La sanción contra Salgado Macedonio podría ser también multa o amonestación, pero el INE cordobista se nota con ganas de hacer daño a las campañas de Morena. Es de preverse, por lo tanto, que decida no reponer la candidatura de FSM, y pedir a Morena que presente otro candidato a gobernador, elegido dentro de la lista de precandidatos que participaron en la precampaña.

Siguen pendientes, sin embargo, las candidaturas de 25 morenistas a diputados federales, 6 a diputados locales y 16 a alcaldes en diversas ciudades del país. Es visible para cualquier observador la tendencia del INE contraria a los candidatos de Morena, y su preferencia por los candidatos del PRIAN-RD, llamada Va por México.

Debemos consignar, por otro lado, que nuestro partido (PT) va en coalición con Morena en varias de las candidaturas canceladas. Por lo mismo, el daño no solo es a Morena, sino a todo el bloque progresista, y finalmente al proyecto de la 4T. Esperamos una reacción positiva de la militancia, e incrementar la intensidad de las campañas, para neutralizar los resultados negativos que el INE busca con tanto afán.

Tania Valentina Rodríguez Ruiz

Es muy probable que cuando estas líneas vean la luz pública, el Instituto Nacional Electoral (INE) ya haya devuelto las candidaturas por Morena a gobernador de los estados de Guerrero y Michoacán, a Félix Salgado Macedonio y Raúl Morón, respectivamente, ambos despojados por una resolución que en general se ha considerado como parcial y exagerada.

Afirmamos lo anterior porque el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (mejor conocido como Trife) resolvió devolver el expediente para que el INE valore la sanción que impuso a los candidatos morenistas, resolución que implica que tales sanciones son exageradas, porque son las más fuertes dentro del catálogo de las que se pueden imponer dentro de la ley.

Como antecedente podemos citar la sanción impuesta a David Monreal en 2016, a quien se privó de la candidatura a gobernador de Zacatecas por la misma causa: no presentar a tiempo sus informes de precampaña. En aquella ocasión el Trife resolvió que la sanción era extrema, y sobre todo que priva al candidato de su derecho constitucional a votar y ser votado.

Por supuesto, la candidatura le fue devuelta. Hoy las sanciones contra los candidatos de Morena son más duras, ya que los candidatos de ambas entidades van encabezando las preferencias electorales, y al privarlos de ellas el INE está entregando ventajas de manera indirecta a los candidatos de los demás partidos, ya que las campañas debieron iniciarse desde el 4 de abril.

Hay que añadir que fueron sancionados además 25 candidatos a diputados federales; 6 a diputados locales y 16 a alcaldes en todo el país, suman 47 y todos son de Morena. Del resto de los partidos, solo fueron sancionados varios aspirantes de Redes Sociales Progresistas (RSP) y 1 del Movimiento por la Dignidad de Zacatecas (MDZ) partido local de aquella entidad. Y pare de contar. Hay que anotar que todos esos candidatos son de filiación obradorista.

De los demás partidos, no hay ningún candidato sancionado. En la opinión pública se comenta que los candidatos del PRIAN, del PRD y otros partidos se han convertido en personas escrupulosas, muy capaces y bien portadas, porque no cometieron ningún error en la entrega de sus informes, o si lo cometieron fue leve, de tal modo que ninguno de ellos ameritó sanción alguna. No cabe duda que los candidatos de la oposición han avanzado mucho en ese tema. Porque lo cierto es que no gozan de ningún prestigio en el seno del pueblo.

En el medio electoral se comenta que el INE les ha echado una manita a los candidatos de oposición, en dos sentidos: por una parte, los capacitó muy bien. Pero lo más probable es que haya manejado con cierta elasticidad los plazos de entrega de los informes, de tal modo que las apariencias queden a cubierto. Nada nuevo.

Las sanciones a quienes no presentaron sus informes de campaña fueron establecidas por el INE contra ambos candidatos a gobernador. En el caso de Raúl Morón, de Michoacán, el Trife estableció que este entregó su informe, pero lo hizo de manera extemporánea. Es probable que le impongan alguna otra sanción (multa, amonestación, etc) mientras el caso de Guerrero se contempla más complicado, porque no se presentó ningún informe de gastos.

La sanción contra Salgado Macedonio podría ser también multa o amonestación, pero el INE cordobista se nota con ganas de hacer daño a las campañas de Morena. Es de preverse, por lo tanto, que decida no reponer la candidatura de FSM, y pedir a Morena que presente otro candidato a gobernador, elegido dentro de la lista de precandidatos que participaron en la precampaña.

Siguen pendientes, sin embargo, las candidaturas de 25 morenistas a diputados federales, 6 a diputados locales y 16 a alcaldes en diversas ciudades del país. Es visible para cualquier observador la tendencia del INE contraria a los candidatos de Morena, y su preferencia por los candidatos del PRIAN-RD, llamada Va por México.

Debemos consignar, por otro lado, que nuestro partido (PT) va en coalición con Morena en varias de las candidaturas canceladas. Por lo mismo, el daño no solo es a Morena, sino a todo el bloque progresista, y finalmente al proyecto de la 4T. Esperamos una reacción positiva de la militancia, e incrementar la intensidad de las campañas, para neutralizar los resultados negativos que el INE busca con tanto afán.

Tania Valentina Rodríguez Ruiz

ÚLTIMASCOLUMNAS
martes 14 de septiembre de 2021

A 200 años de la consumación de la Independencia

Vamos Adelante

Tania Valentina

martes 24 de agosto de 2021

Anaya y su pánico a la justicia

Vamos adelante

Tania Valentina

martes 27 de julio de 2021

México, al frente de América Latina

Vamos Adelante

Tania Valentina

martes 20 de julio de 2021

Proyecto Pegasus: Espionaje para todos

Vamos adelante

Tania Valentina

miércoles 30 de junio de 2021

La consulta popular se aproxima

Vamos adelante

Tania Valentina

martes 22 de junio de 2021

Irma Eréndira cayó por sus excesos

Vamos Adelante

Tania Valentina

Cargar Más