/ jueves 2 de septiembre de 2021

El IMIPE

Sin lugar a dudas tanto en lo teórico como en lo práctico no ha existido en la historia de las ideas algo más funcional que la democracia, aunque como lo he escrito en otras ocasiones eso no quiere decir que el modelo sea una “panacea” o “lo mejor de lo mejor”, siendo epistémico;

A propósito de lo apuntado amable lectora y lector hay dos libros que como “dicen los que saben” son de lectura obligada: “La Democracia en 30 lecciones” del italiano Giovanni Sartori y del francés Jacques Ranciére “El Odio a la Democracia”, las obras referidas son legado del doctorado en Administración Pública, en la Universidad Anáhuac del Norte.

En el caso del incipiente desarrollo democrático mexicano en el ámbito federal el antes: “IFAI” hoy “INAI”, es un modelo autónomo, democrático que apuesta con éxito por la transparencia, acceso de información pública y protección de datos personales, por cierto y dicho sea de paso para muchos expertos de la cosa pública tanto en lo teórico como en lo práctico es la única institución que legó la fallida derecha pusilánime y abúlica mexicana; su símil en Morelos, es el “IMIPE”, que hace unos días cumplió su mayoría de edad.

Sobre la institución democrática del Estado de Morelos, tengo gratos recuerdos, ya que siendo muy joven y con la responsabilidad de ser Presidente del PRI, en Cuernavaca, hice una estratégica alianza con mi querido amigo el sorprendente César Cruz Ortiz, para “encuerar” las tropelías, corruptelas y abusos de la dirigencia estatal en turno, al buen “Genio del Mal” y a un servidor nos sirvió mucho el noble organismo autónomo, casi estoy seguro que él y yo lo inauguramos; años después y pésele a quien le pese mi administración en el Ayuntamiento de Cuernavaca, Morelos, recibió las calificaciones más altas en materia de transparencia y rendición de cuentas de la historia de la entidad federativa, puro 10 y un solo 9.8.

Con los antecedentes por lo antes escrito es que en días pasados y en compañía de José Martínez Garrigós, visitamos el IMIPE, en la noble institución democrática nos recibió otro querido amigo el sinigual Doctor Roberto Yáñez Vázquez, gran Regidor de mi Gobierno en Cuernavaca, Morelos, hoy Comisionado eficaz del instituto, el apreciado Médico es padre de los habilísimos Roberto y Julio Yáñez Moreno, dos destacadísimos políticos de mi generación.

Al inmueble ubicado en el Parque Ecológico San Miguel Acapantzingo, acudimos otra vez a frenar la corrupción, impunidad y desvío de poder de la familia Jasso, en el Tribunal Superior de Justicia de Morelos, ya que hace unos días ejerciendo nuestros derechos humanos de información y petición hicimos llegar ocurso, mismo líbelo, que fue contestado burdamente y evadiendo su compromiso legal, moral y ético por parte de Rubén Jasso Díaz, quien citó un insulso criterio que ni a tesis llega, por eso hoy se agotará el principio de definitividad del Derecho. #QueelpadredeJassonolitigue #NoesLegal #NoesMoral #NoesÉtico

Sin lugar a dudas tanto en lo teórico como en lo práctico no ha existido en la historia de las ideas algo más funcional que la democracia, aunque como lo he escrito en otras ocasiones eso no quiere decir que el modelo sea una “panacea” o “lo mejor de lo mejor”, siendo epistémico;

A propósito de lo apuntado amable lectora y lector hay dos libros que como “dicen los que saben” son de lectura obligada: “La Democracia en 30 lecciones” del italiano Giovanni Sartori y del francés Jacques Ranciére “El Odio a la Democracia”, las obras referidas son legado del doctorado en Administración Pública, en la Universidad Anáhuac del Norte.

En el caso del incipiente desarrollo democrático mexicano en el ámbito federal el antes: “IFAI” hoy “INAI”, es un modelo autónomo, democrático que apuesta con éxito por la transparencia, acceso de información pública y protección de datos personales, por cierto y dicho sea de paso para muchos expertos de la cosa pública tanto en lo teórico como en lo práctico es la única institución que legó la fallida derecha pusilánime y abúlica mexicana; su símil en Morelos, es el “IMIPE”, que hace unos días cumplió su mayoría de edad.

Sobre la institución democrática del Estado de Morelos, tengo gratos recuerdos, ya que siendo muy joven y con la responsabilidad de ser Presidente del PRI, en Cuernavaca, hice una estratégica alianza con mi querido amigo el sorprendente César Cruz Ortiz, para “encuerar” las tropelías, corruptelas y abusos de la dirigencia estatal en turno, al buen “Genio del Mal” y a un servidor nos sirvió mucho el noble organismo autónomo, casi estoy seguro que él y yo lo inauguramos; años después y pésele a quien le pese mi administración en el Ayuntamiento de Cuernavaca, Morelos, recibió las calificaciones más altas en materia de transparencia y rendición de cuentas de la historia de la entidad federativa, puro 10 y un solo 9.8.

Con los antecedentes por lo antes escrito es que en días pasados y en compañía de José Martínez Garrigós, visitamos el IMIPE, en la noble institución democrática nos recibió otro querido amigo el sinigual Doctor Roberto Yáñez Vázquez, gran Regidor de mi Gobierno en Cuernavaca, Morelos, hoy Comisionado eficaz del instituto, el apreciado Médico es padre de los habilísimos Roberto y Julio Yáñez Moreno, dos destacadísimos políticos de mi generación.

Al inmueble ubicado en el Parque Ecológico San Miguel Acapantzingo, acudimos otra vez a frenar la corrupción, impunidad y desvío de poder de la familia Jasso, en el Tribunal Superior de Justicia de Morelos, ya que hace unos días ejerciendo nuestros derechos humanos de información y petición hicimos llegar ocurso, mismo líbelo, que fue contestado burdamente y evadiendo su compromiso legal, moral y ético por parte de Rubén Jasso Díaz, quien citó un insulso criterio que ni a tesis llega, por eso hoy se agotará el principio de definitividad del Derecho. #QueelpadredeJassonolitigue #NoesLegal #NoesMoral #NoesÉtico