/ martes 22 de septiembre de 2020

Diputados, lo importante y lo urgente...

La quiebra municipal que suponen los adeudos históricos por múltiples motivos, las nóminas abultadas, la bajísima recaudación derivada de la pandemia, y los recortes y atrasos en la ministración de participaciones federales podría ser paliada por la modificación a la Ley de Coordinación Hacendaria del Estado para redirigir hasta el 25 por ciento de las participaciones federales que les corresponden a los municipios.

Si los legisladores alcanzan acuerdos más allá de andarse removiendo de comisiones -que por supuesto les ha resultado mucho más urgente que resolver los problemas de financiamiento a las 36 demarcaciones del estado-, el nuevo ordenamiento podría beneficiar a los municipios con la reorientación de partidas presupuestales de las que el gobierno estatal conservaba una buena tajada durante bastante tiempo para irlas administrando a los municipios bajo una serie de criterios no siempre claros y que a menudo eran contaminados con el interés político del gobernador en turno.

Es probable que al Ejecutivo estatal, enfrentado con alcaldes en temas como seguridad pública, infraestructura hidráulica y de caminos, no le parezca mucho la eliminación de esa discrecionalidad en el manejo de los recursos federales para la entidad, pero en período electoral, las alianzas en el Congreso poco a poco dejan de serlo y cada vez más la lucha se orienta a rescatar, cada legislador, lo que pueda en la pepena de preferencias electorales, sabido que a los diputados no les fue nada bien este trienio.

Fue Morena la fracción que operó para la remoción de su ex compañero, Marcos Zapotitla. El diputado los había acusado en repetidas ocasiones hasta de chantajear al gobernador, Cuauhtémoc Blanco, y fue el partido de éste, el PES, quien acabaría recibiendo al legislador una vez separado de Morena. Para el diputado por Cuautla su movimiento garantizaría por lo menos ser propuesto para la reelección o hasta en una de esas para buscar la alcaldía de la Heroica, que peores cosas ha sufrido. El PES y Morena fueron aliados con el PT en el 2018 y ahora bastaría el chasquido en los dedos presidenciales para repetir la fórmula, porque en lo local la distancia entre los partidos se vuelve cada vez más insalvable. De cualquier forma, el escándalo en que se ha envuelto a Zapotitla fue suficiente para darle aire de las dos comisiones que presidía, Igualdad de Género y Seguridad Pública y Protección Civil, además de la probabilidad de que le sea incoado juicio de procedencia para ser sometido a causa penal. El golpe a Zapotitla no aniquila, pero lo distrae en elaborar defensas para lo que se viene en su contra en términos mediáticos, políticos, jurídicos y sociales.

Esta anécdota serviría para ilustrar cómo se prefiguran las actuaciones de los diputados locales en el futuro. Cierto que el asunto ni por asomo tiene la importancia de discutir y aprobar una ley de coordinación fiscal, crear institutos de pensiones y otras necesidades financieras para los municipios, pero a los diputados parece importarles más el pleito intestino que el futuro del estado: los municipios pueden esperar... más.

@martinellito

dmartinez@elsoldecuernavaca.com.mx

La quiebra municipal que suponen los adeudos históricos por múltiples motivos, las nóminas abultadas, la bajísima recaudación derivada de la pandemia, y los recortes y atrasos en la ministración de participaciones federales podría ser paliada por la modificación a la Ley de Coordinación Hacendaria del Estado para redirigir hasta el 25 por ciento de las participaciones federales que les corresponden a los municipios.

Si los legisladores alcanzan acuerdos más allá de andarse removiendo de comisiones -que por supuesto les ha resultado mucho más urgente que resolver los problemas de financiamiento a las 36 demarcaciones del estado-, el nuevo ordenamiento podría beneficiar a los municipios con la reorientación de partidas presupuestales de las que el gobierno estatal conservaba una buena tajada durante bastante tiempo para irlas administrando a los municipios bajo una serie de criterios no siempre claros y que a menudo eran contaminados con el interés político del gobernador en turno.

Es probable que al Ejecutivo estatal, enfrentado con alcaldes en temas como seguridad pública, infraestructura hidráulica y de caminos, no le parezca mucho la eliminación de esa discrecionalidad en el manejo de los recursos federales para la entidad, pero en período electoral, las alianzas en el Congreso poco a poco dejan de serlo y cada vez más la lucha se orienta a rescatar, cada legislador, lo que pueda en la pepena de preferencias electorales, sabido que a los diputados no les fue nada bien este trienio.

Fue Morena la fracción que operó para la remoción de su ex compañero, Marcos Zapotitla. El diputado los había acusado en repetidas ocasiones hasta de chantajear al gobernador, Cuauhtémoc Blanco, y fue el partido de éste, el PES, quien acabaría recibiendo al legislador una vez separado de Morena. Para el diputado por Cuautla su movimiento garantizaría por lo menos ser propuesto para la reelección o hasta en una de esas para buscar la alcaldía de la Heroica, que peores cosas ha sufrido. El PES y Morena fueron aliados con el PT en el 2018 y ahora bastaría el chasquido en los dedos presidenciales para repetir la fórmula, porque en lo local la distancia entre los partidos se vuelve cada vez más insalvable. De cualquier forma, el escándalo en que se ha envuelto a Zapotitla fue suficiente para darle aire de las dos comisiones que presidía, Igualdad de Género y Seguridad Pública y Protección Civil, además de la probabilidad de que le sea incoado juicio de procedencia para ser sometido a causa penal. El golpe a Zapotitla no aniquila, pero lo distrae en elaborar defensas para lo que se viene en su contra en términos mediáticos, políticos, jurídicos y sociales.

Esta anécdota serviría para ilustrar cómo se prefiguran las actuaciones de los diputados locales en el futuro. Cierto que el asunto ni por asomo tiene la importancia de discutir y aprobar una ley de coordinación fiscal, crear institutos de pensiones y otras necesidades financieras para los municipios, pero a los diputados parece importarles más el pleito intestino que el futuro del estado: los municipios pueden esperar... más.

@martinellito

dmartinez@elsoldecuernavaca.com.mx

ÚLTIMASCOLUMNAS