/ domingo 21 de marzo de 2021

Caos y desorganización

La vacunación de adultos mayores en Morelos ha dado inicio y, con ello, hay aspectos importantes que señalar; pero, previo a esto, vale la pena destacar que este es un paso importante para el combate a la covid-19, que no debe tomarse por menor pues es un avance en la estrategia de vacunación.

Ahora bien, lamentablemente, no todo ha sido positivo en este esfuerzo. En los municipios en los que se ha realizado esta actividad, se han cometido errores que ponen en riesgo la salud de las y los ciudadanos que acudieron, como receptores o acompañantes, a los espacios designados para la aplicación de las vacunas.

Las personas que llegaron con la disposición de recibir una dosis de este medicamento tuvieron que hacer filas de varias cuadras, durante jornadas largas y sin que se estableciera una sana distancia entre personas. Asimismo, lamentablemente, muchas no pudieron acceder a este fármaco a pesar de formarse por varias horas. Esta problemática parte de dos aspectos.

En primer lugar, el desorden responde a la altísima demanda que existe en torno a esta vacuna y a la oferta limitada de la misma. Por otro lado, da cuenta de la falta de organización que se llevó a cabo en los distintos puntos de aplicación de la vacuna. No hubo protocolos sanitarios suficientes para recibir a todas las personas asistentes, con pleno cumplimiento de las medidas de sanidad. Hizo falta preparación.

No debemos perder de vista que esta jornada tiene como objetivo principal el cuidado de la salud de este sector poblacional, que tiene un índice más alto de riesgos frente a la covid-19. Se deben establecer protocolos más eficaces para establecer orden, de manera que estos actos no contradigan su objetivo fundamental de cuidar a quienes son más vulnerables.

Los días por venir

En unos días dará inicio la Semana Santa que, en años previos, era un momento que aprovechaban las familias de México para descansar, salir con sus seres queridos, entre otras cosas. No obstante, a un año de que la covid-19 fuese declarada pandemia, está claro que los planes de vacacionar con la familia y de visitar a nuestros seres queridos deberán modificarse, para cuidar de la salud de las personas a quienes amamos y de la gente que habita en nuestras ciudades.

En este sentido, quisiera aprovechar este espacio para llamar a cuidarnos pues, si nos cuidamos a nosotros mismo, cuidamos de los demás. Estamos viendo un avance en el desarrollo de la pandemia en México, con la existencia y aplicación de vacunas en distintos puntos de la nación. Debemos mostrar la fortaleza que nos caracteriza como mexicanos y mexicanas para proteger la salud en el país, cortar la cadena de contagios y evitar futuros brotes.

Hoy, el cuidado de la salud es un acto de patriotismo y de responsabilidad social, pues es una acción solidaria que tiene como resultado la defensa de nuestra economía —a partir de que las actividades comerciales, turísticas y recreativas representan un riesgo menor para todas y todos— y de procuración de nuestra gente —que correrá un riesgo menor cuando sale a realizar sus actividades esenciales—. No hay que olvidar que sin salud no tenemos nada, por ello, por nuestras ciudades, nuestra gente, nuestras amistades y nuestras familias, cuidémonos todos.


Lucy Meza, senadora por Morelos

Redes sociales: @LuciaMezaGzm

La vacunación de adultos mayores en Morelos ha dado inicio y, con ello, hay aspectos importantes que señalar; pero, previo a esto, vale la pena destacar que este es un paso importante para el combate a la covid-19, que no debe tomarse por menor pues es un avance en la estrategia de vacunación.

Ahora bien, lamentablemente, no todo ha sido positivo en este esfuerzo. En los municipios en los que se ha realizado esta actividad, se han cometido errores que ponen en riesgo la salud de las y los ciudadanos que acudieron, como receptores o acompañantes, a los espacios designados para la aplicación de las vacunas.

Las personas que llegaron con la disposición de recibir una dosis de este medicamento tuvieron que hacer filas de varias cuadras, durante jornadas largas y sin que se estableciera una sana distancia entre personas. Asimismo, lamentablemente, muchas no pudieron acceder a este fármaco a pesar de formarse por varias horas. Esta problemática parte de dos aspectos.

En primer lugar, el desorden responde a la altísima demanda que existe en torno a esta vacuna y a la oferta limitada de la misma. Por otro lado, da cuenta de la falta de organización que se llevó a cabo en los distintos puntos de aplicación de la vacuna. No hubo protocolos sanitarios suficientes para recibir a todas las personas asistentes, con pleno cumplimiento de las medidas de sanidad. Hizo falta preparación.

No debemos perder de vista que esta jornada tiene como objetivo principal el cuidado de la salud de este sector poblacional, que tiene un índice más alto de riesgos frente a la covid-19. Se deben establecer protocolos más eficaces para establecer orden, de manera que estos actos no contradigan su objetivo fundamental de cuidar a quienes son más vulnerables.

Los días por venir

En unos días dará inicio la Semana Santa que, en años previos, era un momento que aprovechaban las familias de México para descansar, salir con sus seres queridos, entre otras cosas. No obstante, a un año de que la covid-19 fuese declarada pandemia, está claro que los planes de vacacionar con la familia y de visitar a nuestros seres queridos deberán modificarse, para cuidar de la salud de las personas a quienes amamos y de la gente que habita en nuestras ciudades.

En este sentido, quisiera aprovechar este espacio para llamar a cuidarnos pues, si nos cuidamos a nosotros mismo, cuidamos de los demás. Estamos viendo un avance en el desarrollo de la pandemia en México, con la existencia y aplicación de vacunas en distintos puntos de la nación. Debemos mostrar la fortaleza que nos caracteriza como mexicanos y mexicanas para proteger la salud en el país, cortar la cadena de contagios y evitar futuros brotes.

Hoy, el cuidado de la salud es un acto de patriotismo y de responsabilidad social, pues es una acción solidaria que tiene como resultado la defensa de nuestra economía —a partir de que las actividades comerciales, turísticas y recreativas representan un riesgo menor para todas y todos— y de procuración de nuestra gente —que correrá un riesgo menor cuando sale a realizar sus actividades esenciales—. No hay que olvidar que sin salud no tenemos nada, por ello, por nuestras ciudades, nuestra gente, nuestras amistades y nuestras familias, cuidémonos todos.


Lucy Meza, senadora por Morelos

Redes sociales: @LuciaMezaGzm

ÚLTIMASCOLUMNAS
martes 30 de marzo de 2021

Población en riesgo

Lucía Meza

domingo 21 de marzo de 2021

Caos y desorganización

Lucía Meza

lunes 15 de marzo de 2021

Seguimos avanzando

Lucía Meza

domingo 07 de marzo de 2021

En pie de lucha

Lucía Meza

domingo 28 de febrero de 2021

Hermandad latinoamericana

Lucía Meza

domingo 14 de febrero de 2021

Ingobernabilidad en Morelos

Lucía Meza

Cargar Más