/ lunes 6 de septiembre de 2021

Atemperar el conflicto

En el análisis del funcionamiento de las instituciones y sus resultados, es ineludible la contextualización y la caracterización para determinar si existen teorías que pueden predecir su buena operatividad y ­–por nuestra parte agregamos este elemento– éxito.

Problemas como el diseño institucional, como la selección de quienes presiden las instituciones, los mecanismos de evaluación y desempeño, también explican en gran medida el funcionamiento y hasta el éxito o fracaso de una institución, pero no son planteamientos que en la práctica necesariamente se aborden. Entendemos este tipo de estudios, como un acercamiento tanto a la génesis como la evolución de los análisis en torno de las instituciones y la literatura ofrece un panorama más amplio del funcionamiento, evolución, los mecanismos del desarrollo institucional y las herramientas para medir tanto el liderazgo y conducción de quienes las encabezan, y la evaluación de sus resultados, para calificarlas de exitosas, o para reformarlas.

El esfuerzo hecho por diversos estudios sobre la evolución del análisis de las instituciones, y la disputa con los economistas que en ciertos momentos tomaron la batuta en su estudio no precisamente enfocado desde la ciencia política, son muy útiles para comprender la necesidad del análisis de las instituciones y su impacto tanto en grupos sociales como en los individuos.

Entendemos también la valía de plantear la necesidad de separar muy claramente lo que es pensamiento político de la teoría política. Por sobre todo, es muy valioso descubrir cómo en la evolución de la teoría de la elección racional es posible percatarse de que “De la perspectiva filosófica ha rescatado una preocupación por las instituciones como la “adhesión” que mantiene a los individuos -atomizados y egoístas-, unidos en una sociedad organizada”. El paso dado ayuda a comprender por qué es importante el estudio –desde la ciencia política y no solamente desde la mirada de los economistas– de las instituciones, su funcionamiento, su impacto en los grupos sociales y los individuos.

En gran medida, trátese de la institución que sea, sólo mediante su estudio podemos partir hacia el trabajo en su perfeccionamiento y en la creación de mejores resultados para la convivencia tanto entre grupos sociales, como la plena confianza y satisfacción con las instituciones desde lo individual.

Lo mismo aplica para la instalación de la cámara de diputados en nuestro país que, desde la disputa por los espacios de poder, manifiesta el contexto de las batallas que tendrán lugar en el congreso, en la búsqueda de acentuar y ampliar los márgenes de la democracia y de atemperar al lopezobradorismo y sus aliados.

Facebook: Daniel Adame Osorio
Twitter: @Danieldao1
Instagram: danieladameosorio

En el análisis del funcionamiento de las instituciones y sus resultados, es ineludible la contextualización y la caracterización para determinar si existen teorías que pueden predecir su buena operatividad y ­–por nuestra parte agregamos este elemento– éxito.

Problemas como el diseño institucional, como la selección de quienes presiden las instituciones, los mecanismos de evaluación y desempeño, también explican en gran medida el funcionamiento y hasta el éxito o fracaso de una institución, pero no son planteamientos que en la práctica necesariamente se aborden. Entendemos este tipo de estudios, como un acercamiento tanto a la génesis como la evolución de los análisis en torno de las instituciones y la literatura ofrece un panorama más amplio del funcionamiento, evolución, los mecanismos del desarrollo institucional y las herramientas para medir tanto el liderazgo y conducción de quienes las encabezan, y la evaluación de sus resultados, para calificarlas de exitosas, o para reformarlas.

El esfuerzo hecho por diversos estudios sobre la evolución del análisis de las instituciones, y la disputa con los economistas que en ciertos momentos tomaron la batuta en su estudio no precisamente enfocado desde la ciencia política, son muy útiles para comprender la necesidad del análisis de las instituciones y su impacto tanto en grupos sociales como en los individuos.

Entendemos también la valía de plantear la necesidad de separar muy claramente lo que es pensamiento político de la teoría política. Por sobre todo, es muy valioso descubrir cómo en la evolución de la teoría de la elección racional es posible percatarse de que “De la perspectiva filosófica ha rescatado una preocupación por las instituciones como la “adhesión” que mantiene a los individuos -atomizados y egoístas-, unidos en una sociedad organizada”. El paso dado ayuda a comprender por qué es importante el estudio –desde la ciencia política y no solamente desde la mirada de los economistas– de las instituciones, su funcionamiento, su impacto en los grupos sociales y los individuos.

En gran medida, trátese de la institución que sea, sólo mediante su estudio podemos partir hacia el trabajo en su perfeccionamiento y en la creación de mejores resultados para la convivencia tanto entre grupos sociales, como la plena confianza y satisfacción con las instituciones desde lo individual.

Lo mismo aplica para la instalación de la cámara de diputados en nuestro país que, desde la disputa por los espacios de poder, manifiesta el contexto de las batallas que tendrán lugar en el congreso, en la búsqueda de acentuar y ampliar los márgenes de la democracia y de atemperar al lopezobradorismo y sus aliados.

Facebook: Daniel Adame Osorio
Twitter: @Danieldao1
Instagram: danieladameosorio

ÚLTIMASCOLUMNAS
lunes 13 de septiembre de 2021

Justicia electoral para todos

Escenario Político

Daniel Adame

lunes 06 de septiembre de 2021

Atemperar el conflicto

Daniel Adame

lunes 30 de agosto de 2021

Democracia efectiva

Democracia efectiva.

Daniel Adame

lunes 23 de agosto de 2021

Equilibrio de poderes

Daniel Adame

lunes 26 de julio de 2021

Espectáculo sucesorio

Espectáculo sucesorio.

Daniel Adame

lunes 19 de julio de 2021

Batalla por el Congreso

Daniel Adame Osorio

Daniel Adame

Cargar Más