/ miércoles 18 de noviembre de 2020

Ana Isabel y Cuauhtémoc: historias paralelas

El INE nombró consejera presidenta del Impepac a Ana Isabel León Trueba en octubre del 2014, ya con el proceso electoral 2014-2015 iniciado. Entonces Saúl Meza Tello presidía el Instituto Estatal Electoral que se extinguía y daba entrada al nuevo órgano local creado a partir de la reforma del 2014. Curioso que también por aquél entonces el PSD ideaba la contratación de Cuauhtémoc Blanco como su candidato a la presidencia municipal de Cuernavaca, una operación que derivó en investigaciones y en el Procedimiento Ordinario Sancionador cuya fallida resolución determinó el dictamen de la Unidad de lo Contencioso Electoral que determinaba la remoción de la consejera a un año de que concluya su gestión.

Para nada se demerita la gestión del Consejo Electoral del Impepac durante los últimos seis años, que desde las normas de paridad, las acciones afirmativas y la inclusión indígena, marchó por delante, o mínimo a la par del INE. Las dos elecciones locales en cuya organización ha participado León Trueba han sido incuestionables, pacíficas, ordenadas, una tarea que se entiende colectiva y de alta especialización.

Cuando se dio la transformación del IEE en Impepac, en el 2014, se especulaba enormemente sobre la afectación, probablemente insalvable que podría generarse al proceso electoral; tal fenómeno no ocurrió, el actuar institucional de los consejeros que fueron retirados del IEE y de los que ingresaron al Impepac, junto con el enorme profesionalismo y experiencia del personal técnico del órgano electoral, permitieron el tránsito no de una presidencia de institución a otra, sino de una institución a otra. Argumentar que un relevo en la titularidad del Impepac arriesga el proceso electoral es ignorar la historia.

La consejera Ana Isabel es una mujer trabajadora, valiente, acostumbrada a las largas jornadas laborales y que tiene cierto talento para entenderse con los grupos tradicionalmente marginados de la política, primordialmente mujeres e indígenas. Todo ello no evitó que se interpusieran quejas en su contra por diversas causas, todas ellas relacionadas con los presuntos efectos que sus decisiones tuvieron sobre procesos administrativos que incluyeron los sancionadores. Si la consejera es responsable de ello o no es un asunto que debe resolver el INE, y que podría tener vista en los tribunales electorales.

Las acusaciones que han llevado a los procedimientos que el INE investiga y por los que determina sancionar a la consejera presidenta, no tienen qué ver con acciones reaccionarias contra el avance en paridad de género y acciones afirmativas, sino con elementos jurídicos que han funcionado para determinar una cierta responsabilidad en las fallas del Consejo Electoral de Morelos para sancionar hechos cometidos por partidos y candidatos.

Probablemente sea excesiva la sentencia propuesta por la Unidad de lo Contencioso Electoral, se fundó en un caso concreto de dilación procesal parezca excesiva, pero se entiende que así lo indica la norma. Se tendrá que nombrar un responsable provisional del despacho, pero mientras hay seis consejeros electorales confiables.


@martinellito
dmartinez@elsoldecuernavaca.com.mx

El INE nombró consejera presidenta del Impepac a Ana Isabel León Trueba en octubre del 2014, ya con el proceso electoral 2014-2015 iniciado. Entonces Saúl Meza Tello presidía el Instituto Estatal Electoral que se extinguía y daba entrada al nuevo órgano local creado a partir de la reforma del 2014. Curioso que también por aquél entonces el PSD ideaba la contratación de Cuauhtémoc Blanco como su candidato a la presidencia municipal de Cuernavaca, una operación que derivó en investigaciones y en el Procedimiento Ordinario Sancionador cuya fallida resolución determinó el dictamen de la Unidad de lo Contencioso Electoral que determinaba la remoción de la consejera a un año de que concluya su gestión.

Para nada se demerita la gestión del Consejo Electoral del Impepac durante los últimos seis años, que desde las normas de paridad, las acciones afirmativas y la inclusión indígena, marchó por delante, o mínimo a la par del INE. Las dos elecciones locales en cuya organización ha participado León Trueba han sido incuestionables, pacíficas, ordenadas, una tarea que se entiende colectiva y de alta especialización.

Cuando se dio la transformación del IEE en Impepac, en el 2014, se especulaba enormemente sobre la afectación, probablemente insalvable que podría generarse al proceso electoral; tal fenómeno no ocurrió, el actuar institucional de los consejeros que fueron retirados del IEE y de los que ingresaron al Impepac, junto con el enorme profesionalismo y experiencia del personal técnico del órgano electoral, permitieron el tránsito no de una presidencia de institución a otra, sino de una institución a otra. Argumentar que un relevo en la titularidad del Impepac arriesga el proceso electoral es ignorar la historia.

La consejera Ana Isabel es una mujer trabajadora, valiente, acostumbrada a las largas jornadas laborales y que tiene cierto talento para entenderse con los grupos tradicionalmente marginados de la política, primordialmente mujeres e indígenas. Todo ello no evitó que se interpusieran quejas en su contra por diversas causas, todas ellas relacionadas con los presuntos efectos que sus decisiones tuvieron sobre procesos administrativos que incluyeron los sancionadores. Si la consejera es responsable de ello o no es un asunto que debe resolver el INE, y que podría tener vista en los tribunales electorales.

Las acusaciones que han llevado a los procedimientos que el INE investiga y por los que determina sancionar a la consejera presidenta, no tienen qué ver con acciones reaccionarias contra el avance en paridad de género y acciones afirmativas, sino con elementos jurídicos que han funcionado para determinar una cierta responsabilidad en las fallas del Consejo Electoral de Morelos para sancionar hechos cometidos por partidos y candidatos.

Probablemente sea excesiva la sentencia propuesta por la Unidad de lo Contencioso Electoral, se fundó en un caso concreto de dilación procesal parezca excesiva, pero se entiende que así lo indica la norma. Se tendrá que nombrar un responsable provisional del despacho, pero mientras hay seis consejeros electorales confiables.


@martinellito
dmartinez@elsoldecuernavaca.com.mx

ÚLTIMASCOLUMNAS